Última Actualización:
Salud

Al fin y al cabo, ¿nos hacen bien o mal las redes sociales?

lunes, 11 abril 2016 - Comentarios
Compartir

Escrito por:

Redacción
Redacción

Las redes sociales pueden impulsar una revolución, extender ideas y ayudarnos a sentirnos conectados. La mitad de la población mundial está en internet. Estamos realmente viviendo en la «Era de la Información».

Además de los beneficios, no obstante, el crecimiento de nuestra huella digital aumenta la preocupación sobre la privacidad, el acoso y la información que estamos dando a las empresas.

Compartir en las redes sociales viajes, momentos de la vida cotidiana y curiosidades se ha convertido en algo habitual.

Junto a esto está la presión de mostrar una vida perfecta en la red, con lo que tienes un perfecto cóctel envenenado.

Ed Sheeran deja las redes sociales para ver el mundo con sus propios ojos y no «a través de una pantalla»

Con la «desintoxicación digital» como última tendencia, parece que muchos estamos tratando de encontrar un balance entre nuestras vidas reales y nuestra presencia digital.

¿Cómo nos afectan?

Los expertos han analizado cómo nos afectan las redes sociales, tanto en lo físico como en lo psicológico, para algunos es una relación de amor-odio, pero aunque no les gusten no pueden dejarlas.

El joven actor británico Matt Richardson, activo en las redes sociales, analizó para la BBC los pros y los contras de estas plataformas con el doctor Richard Graham, uno de los pioneros en tratar las adicciones a internet.

«Siendo un comediante, puedo usarlas para todo tipo de cosas, como interactuar con mis seguidores, probar nuevos chistes y seguir a las personas que me inspiran», señala Richardson.

La actriz estadounidense Lena Dunham dejó las redes sociales tras recibir comentarios hirientes. «Creo que aunque creas que puedes tomar distancia de la violencia verbal dirigida a ti, te crea una especie de cáncer dentro», señaló.

Hay estudios que muestran cómo los medios sociales pueden cambiar nuestro humor, otros señalan que pueden ayudar a mejorar la memoria pero también afectar negativamente a la concentración.

En cuanto a la autoestima, Graham señaló que puede verse afectada de dos formas.

«De lo que nos olvidamos a menudo es que al principio de la revolución de las redes sociales estaba claro que (entre sus beneficios) la gente podía estar conectada con los demás, particularmente si eran un grupo minoritario o tenían un interés particular», algo que consideró positivo.
La ventaja de las redes sociales en principio fue la cercanía con otros, sobre todo para grupos minoritarios y para aquellos que comparten intereses comunes.

Sin embargo, «algunos jóvenes pueden quedar atrapados viendo y comparándose con otros, lo que puede tener un efecto realmente negativo, en momentos en los que la gente joven está tratando de construir su autoestima en este complicado mundo nuevo», agregó.

Graham aconseja a quienes acuden a la Clínica Nightingale de Londres en busca de ayuda para «desintoxicarse» de internet, que no consuman horas de sueño en seguir conectados por la noche a las redes sociales.

El doctor Graham señala la importancia de un sueño reparador por la noche, por eso recomienda dejar los aparatos electrónicos una hora antes de irse a dormir.

«Mi primer consejo sería que tienes que asegurarte, ante todo, de que tengas un buen descanso por la noche. Sabemos que las luces de los móviles y tabletas, afectan a nuestra hormona del sueño».

La luz hace creer al cerebro que ha llegado el momento de levantarte, no de ir desconectando para dormir, por eso considera favorable dejar internet una hora antes de irse a la cama.

¿De qué tribu eres?

Los comentaristas sociales y los investigadores han elaborado una nueva clasificación de «tribus de usuarios de internet», según cómo utilizan las redes sociales.

Hay quien le gusta exhibirse en las redes sociales y mostrar su vida «perfecta». Son los conocidos como pavos reales.

Basada en la combinación de sus teorías, nosotros mismos hemos creado algunas categorías. ¿En cuál estás tú?

Los que comparten demasiado: sabes quienes son. Cada detalle de su vida está documentado. Para ti es demasiada información.

Los acechadores: están en un discreto segundo plano, espiando, viendo a los otros y juzgado, aunque nunca expresan sus opiniones, ni sus sentimientos.

Los fanfarrones «humildes»: no quieren ser demasiado obvios mostrando su increíble vida, así que se camuflan tras sutiles –o no tanto– actualizaciones de su estado.

Los pavos reales: siempre en plena exhibición, pero lo que muestran de su vida es cuidadosamente seleccionado antes de ser compartido en las redes sociales.

Qué opinan las estrellas

Cuando eres una figura pública, tu presencia en las redes sociales es analizada y discutida sin fin.

La escritora de literatura juvenil JK Rowling utiliza las redes sociales para apoyar causas sociales.

Kate Winslet prohíbe a sus hijos utilizar las redes sociales porque cree que afectan a su bienestar.

«Tienen un gran impacto en la autoestima de las mujeres jóvenes porque todo lo que hacen es crear una imagen de sí mismas para gustar a la gente y eso viene acompañado ¿de qué? Trastornos alimenticios», opina la actriz.

La estrella de Instagram que denunció entre lágrimas «la mentira» de las redes sociales

La escritora JK Rowling, por su parte, autora de la saga de libros juveniles «Harry Potter» utiliza las redes sociales para crear conciencia en contra del abuso escolar y a favor de causas sociales como los derechos de la comunidad gay.

La actriz Kate Winslet no permite a sus hijos el uso de redes sociales. Lamenta la presión que sienten las mujeres jóvenes para lucir bien y gustar a los demás.

«Creo que es importante que los niños gay asustados que todavía no han declarado públicamente su homosexualidad todavía, vean el discurso del odio desafiado», señala.

La actriz Lena Dunham dejó las redes sociales después de unos comentarios ofensivos.

«No era un lugar en el que me sentía a salvo. Creo que aunque creas que puedes tomar distancia de la violencia verbal dirigida a ti, crea una especie de cáncer dentro de ti».
Los expertos dicen que, en realidad, cómo definamos nuestra vida social depende de nosotros.

El caso opuesto es el de Zoella, la estrella de la moda y los consejos de belleza de YouTube, que comparte todo en la red.

De 26 años, ha creado su propia marca y asegura que «compartir es la esencia de las redes sociales».
Las redes sociales pueden tener mala prensa pero podemos usarlas para nuestro propio beneficio, tanto si es para impulsar una causa en la que creemos, como una recaudación de fondos para una nueva tecnología, como si es para construir nuestra propia marca.

Cómo definamos nuestra vida social depende de nosotros.

¿Qué se puede hacer?

Si crees que las redes sociales están afectando a tu bienestar, hay algunos consejos que puedes seguir.

Las redes sociales pueden convertirse en una adicción.

1) Salte de internet de vez en cuando. Está bien desconectarte, no siempre tienes que estar disponible. Pon un límite a tu uso diario.

2) Piensa antes de escribir. Una regla simple: si no dirías algo a alguien si estuviera delante de ti, no lo escribas.

3) Supervisa tus perfiles. Mantente al tanto de lo que están enviando al mundo. ¿Te sientes a gusto con lo que estás compartiendo?

4) Haz limpieza de vez en cuando. Usa lo que necesites y borra lo que ya no uses. Deshazte de la aplicación para hacer ejercicio si no la utilizas, porque aun así tiene algunos de tus datos.

Comentarios

Quizas te pueda interesar