Última Actualización:
Opiniones

OTRA FORMA DE DAÑAR LA MEMORIA DE BOSCH

martes, 6 octubre 2015 - Comentarios
Compartir

Escrito por:

Narciso Isa Conde
Narciso Isa Conde

Narciso Isa Conde, coordinador del Movimiento Caamañista-MC y de la IZQUIERDA REVOLUCIONARIA-IR de República Dominicana, y de la Presidencia Colectiva del Movimiento Continental Bolivariano-MCB.

El Profesor Bosch, además de sus cualidades intelectuales y valores políticos, “ni mató ni robó” en el ejercicio de Gobierno.

No pasa así con las cúpulas que usurparon los dos partidos que él creó y muy especialmente con el cogollo del PLD, que ha ejercido esas funciones durante 15 años a través de dos presidentes; sin excluir de parecidas culpas alos desgobiernos del PRD.

El robo a granel y la protección de la criminalidad de la Policía Nacional, DNCD y DNI –entidades comprometidas con ejecuciones extrajudiciales, conjuras con la narco-corrupción, complicidades con sicariatos militares y civiles y a asociaciones a todo tipo de delitos-   han llegado a niveles alarmantes en los últimos tres periodo de gestión peledeísta y aliados; incluido el del Presidente Medina, quien prometió un gobierno “ético y moral”, leal a las “enseñanzas de Bosch”, y se metió también en el pantano.

A lo largo de estos años sus dirigentes se hicieron  súper millonarios al vapor  en complicidad con los peores tutumpotes y las nuevas mafias.

Juntos – y con la “valiosa” ayuda perredeísta y balaguerista- han construido el reinado nacional de la impunidad y han convertido el Congreso, el Palacio Nacional, el Sistema Judicial, el Sistema Electoral, el Banco Central… en mercados pestilentes, y a la mayoría de los partidos políticos en compañías por acciones de la peor ralea, incluida su propia corporación.

Han forjado la impunidad de los cárteles de la droga (Paya, Quirino, Figueroa Agosto, Toño Leña, Nelson Solano, Arturo del Tiempo) y la de los cárteles de  la construcción vía OISOE, Ministerio de Obras Pública, METRO DE SANTO DOMINGO, CDEE (Plantas de Punta Catalina)…

Han auspiciado la impunidad de las mafias financieras, eléctricas, de los combustibles, del tráfico fronterizo, de las concesiones mineras, granceras y hoteleras, de los bienes raíces estatales, de los bonos soberanos, de las compras y ventas del Estado, de los contratos con las corporaciones extranjeras…

Y guardan un silencio ominoso frente a las tragedias de otros pueblos ocasionadas por la cruel guerra global a pedazos auspiciada por EEUU en alianza con la Unión Europea y callan frente a las bombas financieras del FMI, el Banco mundial y el devastador poder financiero de las potencias occidentales. El PENTAGONISMO lo escondieron a donde no le llega la luz del sol.

Nada de eso tiene que ver con el ejemplo y las enseñanzas de Juan Bosch.

Tampoco las privatizaciones leoninas, la dependencia y subordinación a las potencias imperiales, las políticas neoliberales, los contratos onerosos y viciados, los convenios militares con EEUU, COLOMBIA, ISRAEL, el racismo anti-haitiano….

Menos aun el Convenio Dominico-Suizo, firmado por Leonel y esgrimido por Danilo para no declarar Loma Miranda Parque Nacional, el cual implica renunciar a la soberanía frente a todas las transnacionales mineras.

Proceder de esa  manera y exaltar a Bosch equivale a manipular su figura, a sembrar confusión, a enlodar su nombre.

Los enemigos y adversarios tradicionales de Bosch -integrantes de las cáfilas trujillistas, balagueristas, ultraderechistas, anti-comunistas, pro-imperialistas- históricamente se han empeñado en calumniar y dañar la imagen de Juan Bosch,  primero en vida y luego de su muerte física. Y no han faltado los que a nombre de supuestas ideas y hechos “de vanguardia” le han hecho el juego a esos planes, avalando diatribas; tal y como aconteció en estos días con las acusaciones vertidas en su contra alrededor de sus diferencias políticas con Caamaño a raíz de la expedición de Playa Caracoles.

DOBLE MORAL

Pero esa es solo una variante del tema. La otra es la práctica de los jefes de la partidocracia morada  y del  degradado funcionariado peledeísta y comparsa.

Pocos políticos han superado la traición a Bosch de Leonel Fernández, Danilo Medina y sus respectivas facciones y delfines.

Vergüenza debería darles a los dos, a la mayoría de los miembros del Comité Político, a sus legisladores y funcionarios corruptos, rendirle honores al Profesor y proclamarse “boschistas”. Pero eso,  vergüenza, es lo que hace tiempo renunciaron.

Si algo pudiera definirse como “boschismo”, sería todo lo contrario al PLD actual, que es la negación del partido que Juan Bosch quiso construir.

La traición de la cúpula del PLD al ideario y la ética de Bosch es más que evidente y, además, fácilmente demostrable.

Ciertamente es grave en sí mismo gobernar como ellos lo han hecho. Pero peor es hacerlo esgrimiendo supuestas “lealtades” al Profesor Bosch, porque entonces la estafa política se duplica y la doble moral reina.

Si condenable es calumniar a uno de los más destacados valores de la historia reciente, igual o peor  es usar su nombre y figura para adornar la degradación política y moral de una cúpula política que renunció hace más de tres lustros a su legado. Que se abrazó a Balaguer y a su escoria partidista,  y todavía se empeña en encubrir sus “pecados” con la manipulación de los símbolos históricos, vaciándolos del contenido, la honestidad y el espíritu transformador que representaron.

Pero en verdad no podía esperar otra cosa de quienes le ponen Amín Abel a una estación del Metro para designar la siguiente con el nombre de su asesino: Joaquín Balaguer; y les da lo mismo homenajear a Bosch junto a Balaguer y a Peña Batlle, o a Caamaño junto a cualquier asesino o ladrón.

Comentarios

Quizas te pueda interesar

Videos Destacados

  • Alcántara y Martínez Pozo denuncian PGR realiza persecución en su contra

    Alcántara y Martínez Pozo denuncian PGR realiza persecución en su contra
  • Marcos Cross: primarias abiertas se necesitan 127 votos en la CD

    Marcos Cross: primarias abiertas se necesitan 127 votos en la CD