Última Actualización:
Opiniones

La olla, un mal que azota a Dominicana

domingo, 10 noviembre 2019 - Comentarios
Compartir

Escrito por:

Angel Garcia Zalazar
Angel Garcia Zalazar

Una de las dolencias más comunes en el país, es el mal de la olla, de hecho, es casi una pandemia que afecta a tres cuartas partes de la población dominicana, aunque el 25 por ciento restante la padece en ocasiones.

El diagnóstico de este mal no es complejo, una revisión temprana de la cantidad de efectivo en  los bolsillos, en la cuenta de banco o el clavito que algunos guardan debajo del colchón, permite confirmar si se padece esta condición.

Las causas más frecuentes que originan ese trastorno económico, están asociadas a la mala administración gubernamental, la concentración del capital en pocas manos y la disminución de las fuentes de trabajo.

Las consecuencias más comunes entre quienes padecen esta dolencia; suelen llevar a grandes endeudamientos, empeñar los bienes del hogar y a un constante estadio de estrés, ansiedad o incluso depresión que involuciona conforme a la agudización de la olla.

La cura del padecimiento no es tan simple como algunos teóricos de la superación personal podrían suponer; tratamientos experimentados con ligero éxito en algunos pacientes, han sido un fracaso total en otros.

Para sanar el mal de la olla, muchos agotan valioso tiempo leyendo recetarios de autoayuda o viendo los videos de los denominados influencers, pero es tiempo perdido. Para superarlo debemos preguntar a personas que hayan atravesado la situación y salieran airosas, verdaderos expertos como los integrantes de las cúpulas del PLD y de La Fuerza del Pueblo.

Esos funcionarios que antes no tenían dónde caerse muertos y ahora, como dice aquel merengue: “tienen tiendas por el Conde, tienen sus propias avionetas, tienen yates en Barahona, Boca Chica y La Caleta”.

Con ligeras excepciones, esos son los únicos que han superado el mal de la olla en RD.  Preguntémosle a ellos y si sus respuestas no nos convencen; digámosle como a Camacho en el play: “ladrón, ladrón, ladróooon, Ladróooon”.


Hechos.com.do no se hace responsable ni se identifica con las opiniones que sus colaboradores expresan a través de los trabajos y artículos publicados. Reservados todos los derechos. Prohibida la reproducción total o parcial de cualquier información gráfica, audiovisual o escrita por cualquier medio sin que se otorguen los créditos correspondientes a Hechos.com.do como fuente.

Comentarios

Quizas te pueda interesar