Última Actualización:
Básquetbol

Conclusiones de un un mes de julio brillante para Lonzo Ball

martes, 18 julio 2017 - Comentarios
Compartir

Escrito por:

Redacción
Redacción

LAS VEGAS – Jason Kidd ha escuchado comparaciones de Lonzo Ball con él durante muchas ocasiones, desde que Ball empezara a brillar en la Universidad UCLA durante la pasada campaña.

Algunos incluso creen que Ball se parece un poco a Kidd cuando surgió como un base pasador altamente aclamado quien además fue el segundo seleccionado en el draft 1994, recién egresado de la Universidad de California.

“Sí, he oido mucho eso”, comentó Kidd la semana pasada en la Summer League de Las Vegas. “Mientras más tiempo paso en Las Vegas, es todo lo que oigo”.

Si bien es cierto que eso aún está por debatirse, no es menos cierto que algunos veteranos ejecutivos y entrenadores de la NBA ven ciertos rasgos de Kidd en el juego de Ball. Su pase deslumbrante y preciso, una visión impecable del tabloncillo y la habilidad de ver con anticipación jugadas que pueden desarrollarse, y el comportamiento intachable hasta el tiro en salto muy criticado, Ball recuerda a muchos al actual entrenador de los Milwaukee Bucks.

“Pensé que era tal y como lo han promocionado”, dijo un evaluador de talento de vieja data en la Conferencia del Este, quien apenas requirió ver a Ball un par de veces para quedar convencido por el novato de los Lakers. “Es un pasador y facilitador de élite, hace que todos se vean mejor. Si haces lo que se supone que debes hacer, te pasará el balón justo a tiempo. Es increíble. Por mi parte, no estoy decepcionado… Este chico es especial”.

“Me recuerda a J-Kidd”.

ESPN conversó con gerentes generales, entrenadores, entrenadores asistentes, scouts y evaluadores de talento además de ex jugadores en la Summer League de Las Vegas a fin de preguntarles sus conclusiones respecto a Ball, designado el Jugador Más Valioso de la Summer League, previo al partido por el campeonato del lunes Aquí están sus impresiones con respecto al nuevo base y pupilo de Magic Johnson, en qué situaciones brilla, en cuales puede mejorar y lo que enfrentará en un futuro.

Pases primero y visión

Le tomó a Ball menos de 30 segundos en su primera acción en la Summer League a fin de brindar su primer momento destacado: un pase alley-oop al segundo seleccionado de los Lakers del año pasado, Brandon Ingram.

En seis partidos, Ball promedió 16.3 puntos, 9.3 asistencias (líder en este departamento en la Summer League), 7.7 rebotes, 2.5 robos y 1.0 bloqueos por juego. El novato de 19 años registró dos triples-dobles y cuatro encuentros con al menos 10 asistencias. Ningún otro novato en la historia de la Summer League de Las Vegas ha tenido más de un encuentro con 10 asistencias, y ningún otro novato ha alcanzado un triple-doble, de acuerdo a ESPN Datos.

La forma en la cual Ball entregó varias de estas asistencias tuvieron a los aficionados de los Lakers en las tribunas y hasta al propio Magic de pie y aplaudiendo en ocasiones. El entrenador de los Lakers en Summer League Jud Buechler, tres veces campeón de la NBA y con 12 años en su haber como jugador, declaró que “(Ball) ya es uno de los mejores pasadores que he visto a este nivel”, esto luego que el base apenas terminara su tercer compromiso en Las Vegas.

Pues sí, Buechler acababa de presenciar una explosión de Ball que produjo 36 puntos, 11 asistencias, 8 rebotes, 5 robos y 2 bloqueos provocando 6 pérdidas de balón en un mismo cotejo, que terminó con un triunfo por la diferencia mínima sobre Filadelfia, el único equipo que declinó tomarlo en el draft NBA 2017.

“Un talento especial, gran visión, competidor excepcional, está listo para la NBA”, dijo Mark Jackson, cuarto en la lista de todos los tiempos de asistencias (10.334) y actual analista para ESPN Estados Unidos. “Su habilidad para los pases es contagiosas”.

“Magic, Rob (Pelinka) y la organización de los Lakers batearon un jonrón (con su adquisición)”.

La mentalidad de pases y pasar primero de Ball fue “lo prometido”, como lo indicó un evaluador de talentos. El base de los Lakers buscaba poner el balón en movimiento inmediatamente después de un rebote.

Hubo múltiples ocasiones en las cuales Ball bien tomaba un rebote o atrapaba un balón y, en el mismo movimiento, disparaba un cañonazo con la longitud de la cancha o tres cuartas partes de ella en el aire, tal como haría un mariscal de campo en el fútbol americano a un receptor en una ruta profunda. Y sus pases casi siempre llegaban bien a su destino, algunos pasando sobre los defensores que corrían de forma frenética tratando de cubrir a un jugador de los Lakers como un cornerback que había sido superado o sobre los brazos estirados de un defensor y hacia las manos de un compañero para una clavada o bandeja.

Ball, quien a veces lanza el balón por encima de sus compañeros como un mariscal de campo conduciendo a su receptor, casi siempre parecía saber a dónde se dirigían sus compañeros. Y estos corrian fuertemente, incluso con jugadas que parecían surgir de la nada.

En una jugada particular el domingo ante Dallas, Ball perseguía un balón perdido cerca de la mitad de la cancha. Justo antes que un defensor de Dallas que se le enfrentaba pudiera atrapar el balón, Ball la disparó hacia el escolta Alex Caruso, quien hizo una clavada.

Johnson, presidente de operaciones de baloncesto de los Lakers, se puso de pie a fin de apreciar la jugada digna de sus años del “Showtime”.

“Es muy bueno”, dijo un entrenador de la Conferencia del Este en Las Vegas. “Tiene un sexto sentido, otro sentido. Ciertos hombres tienen más de un sentido, una habilidad adicional a fin de entender el juego. Y él tiene gran entendimiento, una gran anticipación”.

“No se puede explicar, pero hay algo ahí muy especial”.

Un gerente general de la Conferencia del Oeste replicó dicha idea y apreció como Ball fue capaz de atraer multitudes al Thomas & Mack Center. Para su segundo encuentro contra Boston y el tercer seleccionado Jayson Tatum en un sábado, la boletería se agotó al mediodía del viernes. Fue la primera vez que la Summer League de Las Vegas vendió toda la boletería con un día de anticipación en sus 14 años de historia. La Liga marcó un récord de asistencia con 127.843 personas.

El base de 6 pies, 6 pulgadas de altura provocó que otros miembros de la NBA encendieran sus televisores.

“El hecho que estoy viendo este cotejo te indica que es bueno”, escribió en un mensaje de texto un entrenador asistente de la Conferencia del Este mientras veía a Ball en la televisión una noche de domingo. “Jod–, es divertido verle… Veo a Kidd todo el tiempo cuando lo estoy viendo a él”.

Este asistente no era el único con esta idea. El evaluador de talento de la Conferencia del Este vio algo muy específico en Ball que le recordaba a Kidd.

Kidd, segundo en la lista de todos los tiempos en la categoría de asistencias con 12,091, superado sólo por John Stockton, solía comentar sobre la forma en la cual haría una instantánea mental de la posición en la cancha de sus compañeros antes que pudiera tomar un rebote o hacer un pase a fin de mover el balón aún más rápidamente.

El evaluador no requirió de mucho tiempo a fin de ver a Ball hacer algo similar.

“Todos los grandes pasadores hacen una imagen mental”, dice. “Él hace el rebote, mira bien y toma una foto. Observa a todos los otros bases. (Ball) mira al tabloncillo y hace una imagen muy rápida. Otros no lo hacen. Él sí. Al igual que solía hacerlo Jason”.

Los disparos

Un aspecto que le costó a Ball fue ser certero con sus tiros desde el perímetro. Durante su debut en la Liga de Verano, una derrota en tiempo suplementario contra los Clippers, Ball lanzó de 2-15 y 1-11 desde la línea de 3 puntos. Una fuente ligada a los Clippers dijeron que trataron de mantener a Ball en la larga distancia una vez que lo vieron tener problemas desde el perímetro.

Ball disparó de 10-42 desde la línea de 3, aunque al final comenzó a encontrar su ritmo en su último cotejo del domingo contra los Mavericks. Ball, quien tuvo un porcentaje de tiros de 55.1 y 41.2% desde la línea de 3 en UCLA, no pudo en sus dos primeros intentos e hizo cinco de siete disparos desde el campo contra Dallas antes de dejar el encuentro en el tercer periodo con un desgarre moderado en su pantorrilla que lo mantuvo fuera del partido del lunes por el campeonato.

“Eso vendrá”, dijo el entrenador de la Conferencia del Este. “Él lo perfeccionará. Creo que es cuestión de tiempo que se acostumbre a la línea de 3. No creo que debamos (hacer un gran alboroto) de este tema de sus disparos de 3. Veamos qué hace durante la campaña regular”.

La mayoría de los ejecutivos y entrenadores de la NBA consultados no creen que la forma poco tradicional de disparar hacia un lado de Ball sea un problema.

“Uno ve a Kevin Martin disparar como lo hace y también a otros hombres con tiros poco tradicionales conseguirlos”, afirmó un entrenador asistente en la Conferencia del Oeste. “Uno puede ver a bases más pequeños de antaño, como Earl Boykins, que podían anotar (y hacer sus tiros). Ball ha estado haciendo algo así por mucho tiempo, y está acostumbrado a ello, es todo lo que realmente importa”.

“Pienso así porque (el estilo de tiros de Ball) requieren mucho tiempo de perfeccionamiento, tendrá menos tiempo así que deberá hacer algún ajuste menor”, dice el asistente. “A fin de cuentas, poder conseguir el tiro es realmente lo más importante. Si lo consigue, eso lo ayudará con otras cosas que lo hacen tan especial. Si no los consigue, será mucho más dificil que pueda crear situaciones para los demás”.

Incuso, si Ball falló 10 de 11 tiros de 3 en su debut, LaVar Ball dijo que lo positivo de la experiencia fue que su hijo seguía teniendo confianza suficiente para lanzar y seguir haciéndolo. Lonzo Ball afirmó tras el partido que había entendido que no aprovechó oportunidades de penetrar más y crear. A medida que avanzó la Summer League, Ball hizo ajustes, lideraba y creaba oportunidades de anotación para sí mismo o un compañero. Cada vez que corría frente a una pared de defensores, Ball era muy preciso a fin de entregar el balón a un compañero en el perímetro.

“No sé que más espera la gente de él”, dijo el entrenador de los Clippers en Summer League y tres veces campeón de la NBA, el ex base Sam Cassell. “Tiene 19 años. Va a tener sus altos y bajos, pero estará bien”.

“Tiene la habilidad de conseguir compañeros en el tabloncillo. Es un gran pasador”.

Kidd es prueba viviente de un base altamente cotizado con mentalidad de pasar primero que llega a la liga sin un salto preciso a la larga distancia y al final se retiro como uno de los mejores anotadores de cestas de 3 puntos de todos los tiempos. Después de todo, Kidd oía que sus críticos se burlaban de él llamándolo “‘Ason Kidd” porque no tenía “J”, en referencia a la jerga de baloncesto en inglés que llaman a los tiros de larga distancia “J”, por “jump shot”.

Kidd dijo que no se preocupó por desarrrollar su tiro de perímetro durante varios años porque pasó la mayor parte de sus primeros años en la NBA concentrado en su pase y dar oportunidades fáciles a sus compañeros. Fue de ayuda que Kidd llegara a la NBA con la compañía de anotadores natos como Jim Jackson y Jamal Mashburn, hombres a quienes podía pasar el balón con confianza en Dallas.

“Cuando estás haciendo pases o buscas facilitar las jugadas, a veces la tercera cosa (en tu orden de prioridades) es tu tiro”, dijo Kidd, octavo en la lista de por vida en tiros de 3 con 1.988. “Cuando lo primero en tu mente es pasar, en segundo lugar y a veces el tercer o, está tu turo, pues te queda un segundo o dos en el reloj y te apuras. Se trata de ser capaz de desacelerar la acción”.

“Mi función no era hacer tiros”, agregó Kidd. “Mi trabajo era el poder darle el balón a los anotadores, y eso fue lo que hice. Cuando eres un setup, solo sigues trabajando en poder entregar el balón a tus compañeros y ponerlos en una posición a fin de ser exitosos”.

“Bajo presión”

El novato de los Lakers Kyle Kuyzma, quien estuvo recibiendo varias de las asistencias de Kidd, hizo un chiste que se sentía como Randy Moss persiguió varios de los bellos cañonazos de Ball.

Sin embargo, otro entrenador de la Conferencia del Este se preguntaba si Ball tendrá suficiente talento a su alrededor a fin de tener éxito y cómo eso impactará su confianza.

“Es un mariscal de campo, pero si no tiene receptores a su lado, el mariscal de campo será tumbado”, dice el entrenador. “No cuenta con receptores. Estará bajo presión constante”.

Además, tendrá un nivel de competición y bases de élite a los que se enfrentará cada noche en la Conferencia del Este, desde el actual MVP Russell Westbrook hasta Stephen Curry pasando por Chris Paul y Damian Lillard.

“Dónde las cosas serán difíciles para él antes que todo será en el Oeste”, dijo un asistente entrenador en la Conferencia del Oeste. “Comienzas allí, en una situación en la cual no hay luces que te protejan. Tendrá que defender hombres incansables, tanto como a quienes deberá enfrentarse”.

“Si hay algo que miro en él que creo que tendrá que sacar a relucir más que todo, y muy temprano especilamente mientras los Lakers logran ensamblar sus piezas, es poder hacer lo que Jason Kidd pudo conseguir”, prosiguió el asistente.

“Jason Kidd trabajaba con quien fuera que tuviera al lado. No necesariamente contaba con grandes receptores junto a él, pero podía hacer que los receptores promedio fueran buenos y los buenos se convirtieran en grandiosos. Pones un tipo como Richard Jefferson, por ejemplo (durante el primer año de J-Kidd en Nueva Jersey) que no es conocido como tirador de larga distancia. Entonces, Jason Kidd se aseguraba que penetrara y le entregaba el balón cerca del aro, para así clavarla y hacer lo que hacía mejor”.

Los Lakers esperan que su base apreciado pueda distribuir el balón a hombres de la talla de Brandon Ingram, Julius Randle, Brook Lopez, Kentavious Caldwell-Pope, Jordan Clarkson and Larry Nance Jr.

Otra área en la cual los entrenadores y ejecutivos de la NBA dicen que Ball puede mejorar es su contextura física, agregando masa muscular a su delgada figura. Ball afirma que si tiene un área identificada en la cual quiere mejorar antes de la temporada, es “definitivamente hacerme más fuerte”.

Ball perdió un total de 23 balones en la Summer League. Inevitablemente, tendrá más noches difíciles como esa. Todo será parte de su proceso de aprendizaje.

“Pues bien, él va a mejorar sólo con estar el tabloncillo”, dijo Jackson, quien fue Novato del Año en 1997-98 con los New York Knicks. “Todo eso vendrá. Fuí lo suficientemente afortunado de jugar para un entrenador (Rick Pitino) cuando llegué a la NBA que me puso allí y me permitió cometer errores. Y va a jugar para un coach que es un excepcional entrenador joven como Luke (Walton) que le permitirá cometer errores y así podrá florecer”.

Jackson quiere, sin embargo, que la gente frene un poco las comparaciones con Kidd, quien compartió honores como Novato del Año en 1994, y más aún, que LaVar deje de decir cosas como que Lonzo “pasará a (Magic) y será el mejor base de todos los tiempos”, siendo precisamente un pupilo de Johnson.

Jackson quiere que Ball tenga espacio suficiente para hacer su propio camino.

“Con todo respeto, no voy a insultar a los grandes de la historia de este deporte”, dice Jackson. “Oigo los comentarios que hace su papá, bien sea con respecto a Magic o Kidd, pues, vamos a concentrarnos en Lonzo Ball, quien es un excepcional joven con un futuro increible. Magic Johnson es el mejor base que haya jugado al baloncesto y uno de los mejores que ha participado en esta liga”.

“Jason Kidd es uno de los mejores bases que ha jugado al baloncesto y está en el Salón de la Fama. Dejaré que otros debatan ese punto. Pero, este chico tiene un futuro increíble. Me gusta la forma como mantiene sus pies bajo la tierra y sus padres han hecho una labor excepcional criándole y eso se puede ver”.

Kidd ve una cosa en Ball que le recuerda a sí mismo.

“Su compostura, sus maneras, parece que siempre mantiene el control y está consciente de lo que ocurre a su alrededor”, dice Kidd. “Su porte, su capacidad de entender lo que el equipo necesita en un momento dado y cómo facilita las cosas a sus compañeros”.

“Tiene visión, tiene una muy buena observación”, agrega Kidd. “Compite para ganar. Si tienes esas cualidades, será más fácil el enseñar a alguien a hacer tiros. Y creo que, con el tiempo, será un jugador muy completo”.

Comentarios

Quizas te pueda interesar