Última Actualización:
Internacional

Después de Matthew, Haití se enfrenta al cólera

domingo, 9 octubre 2016 - Comentarios
Compartir

Escrito por:

Redacción
Redacción

Cientos de familias han estado enterrando a sus seres queridos mientras llega ayuda para ellos.

En Haití comenzaron tres días de duelo nacional en honor a las víctimas que dejó el huracán Matthew a su paso por el sur del país. Se estima que al menos 900 personas han muerto.

Decenas de miles de viviendas quedaron destruidas y se calcula que unas 350.000 personas necesitan ayuda, de acuerdo con las autoridades de la isla.

La cifra oficial de muertos sigue siendo de 336, el gobierno reconoce que esa cantidad sólo incluye las muertes que han podido ser confirmadas en visitas hechas en algunos de los pueblos afectados.

Y la agencia de Protección Civil de Haití, que el viernes le dijo a la BBC que los muertos ya eran al menos 877, indicó que el número de fallecidos seguramente seguirá aumentando.

Matthew golpeó Haití con vientos de hasta 230 kilómetros por hora el martes pasado.

El país es el más pobre de la región, muchos de sus habitantes viven en construcciones endebles y propensas a las inundaciones, y por causa del colapso de carreteras y puentes los funcionarios de gobierno no han podido acceder a varias localidades devastadas por el huracán.

Y medio de la destrucción y la escasez de alimentos y agua, la nación caribeña ahora enfrenta a una nueva amenaza: el cólera

Muertes por el cólera

Al menos 13 personas han muerto por la enfermedad desde que el huracán azotó al país.

Eli Pierre Celestin, vocera del ministerio de Salud de Haití, dijo que se habían reportado casos en las localidades de Randel, Port a Piment y Les Anglais.

Este es uno de los pacientes con cólera en el poblado de Jeremie, en el suroeste del país, que quedó virtualmente arrasada.

“Hay enfermeras pero no doctores. La gente ha empezado a morir”, indicó la funcionaria.

El fugaz período de incubación del cólera provoca que los brotes se propaguen con rapidez y que si los pacientes no reciben tratamiento oportuno, mueran en corto tiempo.

La enfermedad llegó a la isla a través de las fuerzas de paz de las Naciones Unidas después del terremoto de 2010 y ha matado a alrededor de 10.000 personas.

Comentarios

Quizas te pueda interesar