Última Actualización:
Salud

¿Es seguro nadar donde vive la bacteria “comecerebros”?

martes, 19 julio 2016 - Comentarios
Compartir

Escrito por:

Redacción
Redacción

No hay que evitar los lagos y ríos: expertos en la enfermedad afirman que la infección es sumamente rara

Los titulares son terroríficos, y los detalles de la historia son incluso peores, cuando uno lee que un niño que nada en un lago o un río se convierte luego en víctima de la “ameba comecerebros”.

La infección cerebral provocada por la Naegleria fowleri, una ameba que prospera en las aguas cálidas abiertas, puede resultar letal en poco tiempo, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Aunque esos informes son perturbadores, los padres no tienen por qué prohibir a sus hijos que naden en las aguas locales debido al miedo a la Naegleria, afirman expertos en enfermedades infecciosas.

Esos casos llegan a los titulares porque son tan inesperados y devastadores, pero la infección en sí es “muy, pero muy poco común”, afirmó el Dr. Amesh Adalja, asociado principal del Centro de Seguridad Sanitaria del UPMC de la Universidad de Pittsburgh.

“Hay que pensar en cuántas veces las personas se exponen a agua que contiene la Naegleria, y qué tan pocos casos en realidad vemos cada año”, dijo Adalja, que también es vocero de la Sociedad Americana de Enfermedades Infecciosas (Infectious Diseases Society of America).

“Cada caso acapara titulares porque es muy raro, pero también muy grave. No creo que se deba restringir la actividad de un niño por esto”, dijo.

De hecho, entre 1937 y 2013 solo se reportaron 142 casos de infecciones cerebrales relacionadas con la Naegleria. Eso equivale a menos de dos infecciones al año, según un estudio que apareció en la revista Journal of the Pediatric Infectious Diseases Society en 2015.

“Considerando los millones de veces que los niños se lanzan al agua cada verano, es un riesgo muy bajo”, concurrió el Dr. Sunil Sood, presidente de Enfermedades Infecciosas en Pediatría del Hospital de Southside en Bay Shore, Nueva York.

La Naegleria fowleri se encuentra en las masas cálidas de agua dulce, como los lagos, ríos y fuentes termales, según los CDC. Debido a que la ameba prefiere las aguas cálidas, se encuentra más comúnmente en los estados sureños.

La ameba infecta a las personas cuando el agua contaminada entra con fuerza en la nariz, dijo Sood. Migra de los senos nasales al cerebro, donde provoca una infección cerebral grave conocida como meningoencefalitis amebiana primaria (MAP).

Aunque la mayoría de casos ocurren cuando una persona salta a un lago o un río, la infección también puede ocurrir durante un lavado de los senos nasales con un neti lleno de agua corriente, añadió Sood. Las personas siempre deben usar agua etiquetada como “destilada” o “estéril” en un neti, según la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. O uno mismo puede hervir el agua y usarla cuando esté tibia, tras unos cinco minutos, según la FDA.

Una persona no puede infectarse con la ameba al beber agua contaminada, señalan los CDC.

La mayoría de los casos se han reportado a los CDC en los últimos años, haciendo que algunos se pregunten si el cambio climático está permitiendo a la ameba prosperar en el sur y moverse más al norte. El artículo de la revista anotó que desde 2010 han ocurrido cuatro infecciones en estados más norteños: Indiana, Kansas y Minnesota.

Pero Adalja dijo que es igual de probable que los médicos estén más conscientes de la ameba, lo que aumenta las probabilidades de que la infección del cerebro se diagnostique de forma precisa.

“Se comienzan a ver más informes, pero es difícil discernir si se debe a que más personas estén mucho más conscientes del riesgo ahora en 2016 que en 1985, por ejemplo”, dijo Adalja.

Comentarios

Quizas te pueda interesar