Última Actualización:
Salud

La verdad sobre la conexión entre el sexo y el deporte

martes, 12 julio 2016 - Comentarios
Compartir

Escrito por:

Redacción
Redacción

Hay mujeres que tienen un orgasmo en medio de un entremaniento: Verdadero. En EE.UU. tiene hasta nombre propio: coregasmo. El 40% de las mujeres que confiesa haber tenido un orgasmo mientras hacía ejercicio explican que suele suceder al realizar ejercicios abdominales, como las elevaciones de piernas. ¿Cuáles son los siguientes de la fila? Levantamiento de pesas (27%), yoga (20%) y ciclismo (16%).

El sexo cuenta como ejercicio

Buen intento, pero no: A menudo, el sexo se clasifica en la misma categoría que otras actividades ligeras, algo así como dar un paseo. Sexo tántrico aparte, el coito medio dura unos ocho minutos. Aunque lo consideres una explosión de sensaciones, el esfuerzo que realizas no te da para conseguir un bono gratis en el gimnasio.

Ir en bici puede dañarte los bajos

Cierto, pero en contadísimas ocasiones: Al practicar ciclismo ejerces un exceso de presión –al igual que cuando montas a caballo– que podría desencadenar, en el peor de los casos, en una disfunción sexual. Este ejercicio aumenta el riesgo de que se dañe el nervio encargado de emitir y recibir señales del clítoris. Es normal sentir incomodidad las primeras veces pero con un culotte que amortigüe la presión lo solucionarás.

Analgésico

Toleramos más el dolor que ellos durante el orgasmo, gracias a un aluvión de hormonas que ejercen de analgésico natural. Los expertos aseguran que el efecto perdura dos días: serás capaz de exigirte más en tu próxima sesión.

Despierta la lince que hay en ti 

La gente que mantiene una vida sexual activa tiende a hacer más ejercicio y a llevar mejores hábitos alimentarios que quienes no son tan asiduos al sexo. ¿Por qué? Durante el coito, del mismo modo que sucede con el ejercicio, tu cerebro libera dopamina, un neurotransmisor que despierta la motivación.

Dulces sueños 

Con el orgasmo, aumentan los niveles de oxitocina y prolactina, que te sumen en un estado de sopor que, a medio plazo, mejora la calidad del sueño, algo esencial para mantenerte en forma: dormir dispara el nivel de hormonas que desarrollan los músculos y acelera su recuperación.

Buen corazón

Más orgasmos y más sexo ayudan a esquivar mejor las enfermedades cardiovasculares y la diabetes del tipo 2.

Comentarios

Quizas te pueda interesar