Última Actualización:
Deportes

D’Qwell Jackson negó haber alertado a la NFL por balones de Patriots

viernes, 23 enero 2015 - Comentarios
Compartir

Escrito por:

Bienvenido Carmona JR

Por Josh Weinfuss

PHOENIX — El apoyador de los Indianapolis Colts, D’Qwell Jackson, negó haber sido quien levantara acusaciones por los alones desinflados de los New England Patriots durante el Juego por el Campeonato de la AFC del domingo pasado.

Después de la práctica de Pro Bowl del jueves en la Luke Air Force Base de Glendale, Arizona, Jackson dijo no haber podido notar si el balón que interceptó en el segundo cuarto de una derrota por 45-7 ante los New England Patriots estaba o no inflado por debajo de lo requerido por la NFL.

“Soy un apoyador, soy un tipo defensivo”, dijo Jackson. “Si alguien podría reconocer algo, definitivamente no vendría de mí”.

Después de interceptar al mariscal de campo de los Patriots, Tom Brady, con 9:21 por jugar en la primera mitad, Jackson dijo haber entregado el ovoide al personal de equipamiento de los Colts como “souvenir”. No sabe lo que sucedió con el balón después de eso, y todavía está “más allá” de él lo que se desencadenó después.

Cuando se le preguntó cómo llegó el ovoide a los oficiales de la NFL, Jackson respondió, “Esa es una pregunta que no puedo responder”.

“No sé cómo llegó a ese punto”, dijo el defensivo. “De algún modo, estoy en medio de todo”.

El jueves, tanto Brady como el entrenador en jefe de los Patriots, Bill Belichick, se dijeron inocentes por las acusaciones de manipular los balones

Jackson, quien no registró intercepción en la temporada regular, dijo no haber pensado que el hecho de que el balón supuestamente estaba inflado por debajo de lo reglamentario le hubiera ayudado a atrapar el pase de Brady.

“En mi opinión, pienso que tengo buenas manos”, dijo Jackson. “Pero no sé de un modo u otro, si un balón desinflado o inflado me ayudaría en ese sentido”.

Jackson dijo que no se enteró de los alegatos en contra de New England hasta que aterrizó de vuelta en Indianapolis y su chofer le comunicó l anoticia. Luego empezó a recibir mensajes de texto y notificaciones en redes sociales, incluyendo de su agente, sobre los balones. Llamó a la reacción por el incidente “cómica”.

Jackson no ha sido acusado ni identificado como la persona que alertó a la liga sobre el ovoide para su revisión. Newsday reportó a principios de la semana que un empleado de equipamiento de los Colts, tras recibir el ovoide de Jackson y notando que le faltaba aire, inició los eventos que desencadenaron en la investigación de la NFL.

El jueves, Jackson dijo sntir confianza de que la NFL corregirá el asunto. Dijo que no era su lugar sugerir la clase de castigo –si es que lo hay– que debe levantar la NFL a los Patriots en caso de que se descubra que desinflaron los balones por debajo de las 12.5 libras por pulgada cuadrada con dolo.

“Yo, personalmente, siendo un jugador defensivo, no conozco las ventajas ni desventajas de que un balón esté desinflado o no”, aclaró Jackson. “No tengo idea. Dejaré a la NFl lidiar con eso. Para eso están allí, para asumir esas duras decisiones”.

Jackson todavía no ha recibido de vuelta el balón y dijo dudar que lo vería nuevamente algún día.

“Voy a hacer todo lo posible por recuperarlo”, declaró Jackson.

Jackson dijo que los entrenadores de los Colts no alertaron a la defensiva sobre mantener los ojos abiertos en caso de encontrarse con balones desinflados, añadiendo que había preocupaciones más importantes de cara al duelo del domingo, como asegurarse de que la defensiva estaba alineada apropiadamente. Dijo que lo último en lo que se preocupó fue la presión en el aire del ovoide.

El profundo de los Colts, Mike Adams, declinó discutir el tema del “Deflategate” luego de la práctica del jueves.

“Ni siquiera voy a tocar ese tema”, ofreció, antes de advertir al esquinero de los Colts, Vontae Davis, no comentar nada, tampoco.

Los mariscales de campo de Pro Bowl, Matthew Stafford y Andy Dalton, afirmaron no tener preferencia cuando se trata dela presión de aire del balón.

“El modo en que lo hacemos en Cincinnati, estoy seguro de que se trata de la presión normal y así em gustan”, señaló Dalton.

Stafford dijo que lanza los balones como los prepara el personal de equipamiento de Detroit.

“Ellos lo inflan, lo meten al juego, y yo los lanzo”, declaró.

Cuando se le preguntó si un balón es más sencillo de lanzar si tiene menor presión de aire, ambos pasadores estuvieron de acuerdo en que se trata de una cuestión de preferencia personal.

“No sé si se pueda decir más o menos sencillo d lanzar. Creo que a la gente le gusta como le gusta. Aparentemente, a Aaron Rodgers le gusta una pelota de playa”, dijo riendo Stafford refiriéndose a las declaraciones del pasador de Green Bay en el sentido de que prefiere que desaparezca el límite máximo hasta donde pueden ser inflados los balones.

A Stafford luego se le preguntó en el mismo tono si Rodgers podía lanzar una pelota de playa tan lejos como un ovoide.

“Sí, sí podría”, dijo Stafford. “Él probablemente la haría girar bastante bien”.

 

Comentarios

Quizas te pueda interesar