Última Actualización:
Internacional

Desempleo bajó en EE.UU. al menor nivel en ocho años

domingo, 7 febrero 2016 - Comentarios
Compartir

Escrito por:

Redacción
Redacción

Un informe contradictorio. Los datos del mercado laboral estadounidense anunciados el viernes por el Departamento del Trabajo dejan un cuadro en claroscuro del estado de salud de la economía norteamericana. Lo oscuro: las expectativas frustradas en la creación de empleo. En enero se crearon 151 mil nuevos puestos de trabajo, 40 mil menos de lo previsto y el dato más débil desde el pasado septiembre.

Por otra parte, lo claro: la tasa de desempleo bajó al 4,9 por ciento de este mes (desde el 5 por ciento de diciembre), un dato que los economistas asocian a la plena ocupación y que es el más bajo desde el febrero de 2008, antes del comienzo de la gran crisis financiera.

En total, muestra el informe, en 2015 la economía estadounidense generó 2,65 millones de puestos de trabajo, con un aumento promedio de 284 mil unidades al mes en el último trimestre del 2015.

Los datos reflejan una economía norteamericana que mantiene firme su recuperación, aunque no deja del todo tranquilos a los mercados y a los analistas. Con una consecuencia a breve término: la Reserva Federal (FED, el banco central de EE.UU.) podría desde ahora ser más prudente en su política de normalización monetaria comenzada en diciembre, cuando –después de casi una década– había aumentado las tasas de interés un cuarto de punto confiando en la buena salud de la economía. Tras el informe, los analistas ven improbable un aumento de las tasas en la próxima reunión de la FED en marzo. Pesan, también, la debilidad general de la economía mundial –a partir de China–, y la crisis de las materias primas.

Otro punto positivo del reporte fue el considerable aumento de los pagos por hora, que en enero dieron un salto del 0,5 por ciento, mientras durante todo el año anterior el aumento había sido de 2,5 por ciento. El dato es importante, ya que el mismo Departamento de Trabajo destacó en más de una oportunidad que la suba de los sueldos era la “asignatura pendiente de la recuperación”. Y es importante también para los mercados porque es sobre todo este indicador –mucho más que los 14 millones de nuevos puestos creados desde 2010– el que generaba la mayor inquietud.

El presidente Barack Obama destacó como buenos los datos que llegan al final de los ocho años de su administración. “Después de alcanzar el 10 por ciento en 2009, ahora la tasa de desempleo está al 4,9 por ciento”, dijo. “Los norteamericanos están trabajando”.

Otra buena noticia es que, invirtiendo la tendencia de segunda mitad de 2015, el sector manufacturero –el más afectado en estos años de crisis– aumentó el empleo de 29 mil unidades, así como el de la construcción (+18 mil). El dato es importante porque significa que los trabajadores con un bajo nivel educativo también puedan tener buenos sueldos, en un país en el que la recuperación no llegó para todos con la misma fuerza (el desempleo es del 2,5 por ciento entre los graduados, mientras del 7,4 para las personas sin diploma).

Quedan, eso sí, algunas nubes en el horizonte: el imprevisto aumento de los pedidos de los subsidios de desempleo (+285 mil), 6 millones de norteamericanos con empleos part-time y que quisieran un trabajo a tiempo completo, un aumento del PBI en el último trimestre de 2015 que fue sólo del 0,7 por ciento.

Comentarios

Quizas te pueda interesar