Última Actualización:
Economia

CDEEE admite las plantas a carbón están paralizadas

viernes, 15 enero 2016 - Comentarios
Compartir

Escrito por:

Fuente Externa

El vicepresidente ejecutivo de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE), Rubén Jiménez Bichara, admitió  que los trabajos de construcción de las plantas a carbón de Punta Catalina, en Baní, provincia Peravia, están paralizados en un 98 por ciento, debido a que el Gobierno afronta dificultades financieras para continuarlos.

No obstante, el funcionario expresó de manera optimista que las dificultades son superables y ya el Gobierno inició gestiones de un nuevo financiamiento para restablecer los trabajos paralizados en el proyecto energético.

Jiménez Bichara reaccionó ante un trabajo publicado ayer en El Nacional que recoge denuncias de comerciantes, empresarios y sindicalistas, de que más de dos mil trabajadores han sido cancelados en los últimos tres meses, por el impago a las empresas constructoras y de servicios.

También, ante las denuncias de que el Gobierno tiene graves dificultades financieras para la construcción de las dos plantas eléctricas, que generarían 720 megavatios en conjunto, y que las compañías constructoras han tenido que paralizar parte de los trabajadores y descontinuar las labores.

Jiménez Bichara aseguró que así como se logró un primer financiamiento de 200 millones de dólares por un pool de bancos europeos, también las autoridades lograrán otros financiamientos para el proyecto eléctrico.

Precisó que esos primeros recursos se destinaron al pago de facturas por suministros de turbinas, generadores y construcciones a suplidores, por lo que los nuevos financiamientos serán para pagar a contratistas y suplidores locales.

“Hasta el momento los trabajos se han reducido en un 98%, pero se gestiona la inyección de nuevos recursos para reactivarlos en los niveles en que se encontraban”, confirmó el funcionario al ser entrevistado vía telefónica en el programa “El Gobierno de la Tarde” de la Z101.

Manifestó que la no entrega de recursos genera dificultades a proyectos eléctricos estatales de la magnitud de Punta Catalina, pero afirmó que los inconvenientes surgidos son salvables y confió que en pocas semanas se estaría logrando nuevos aportes financieros.

Aclaró, sin embargo, que la CDEEE no será la gestora de los recursos financieros, que insistió irán a honrar facturas probadas y supervisadas y a las fábricas cuyo origen es de los países donde operan los bancos acreedores, que en el primer desembolso son todos europeos.

Dijo no tener dudas en lograr los nuevos recursos mediante financiamiento externo, ya que hasta ahora el Gobierno ha podido solucionar los problemas presentados. Enfatizó que se logrará en el menor tiempo posible, al recordar que el anterior se obtuvo en apenas dos semanas, pese a los feriados de Navidad y Año Nuevo.

Bonos para plantas

Ante propuestas para que el Gobierno busque financiamientos mediante la colocación de bonos, Jiménez Bichara no la descartó, pero recordó que al Congreso Nacional se sometió una emisión de bonos con la Ley de Presupuesto General del Estado que estableció un tope para el 2016.

Empero, explicó que de acogerse esa propuesta los recursos obtenidos no serían a tasas blandas, como las logradas mediante garantía soberana.

Con relación a las dos plantas a carbón estarían concluidas en el tiempo establecido, que es a mediados de 2017, el vicepresidente ejecutivo de la CDEEE fue un poco evasivo y atinó a expresar que se trabaja para que el proyecto continúe y concluirlo en un tiempo prudente.

Impacto

En opinión de Jiménez Bichara, el proyecto eléctrico de Punta Catalina tendrá un gran impacto y en su punto máximo de operación emplearía a unas 7 mil 500 personas de manera directa, por lo cual sería de un gran impacto económico en la región sur del país.

De acuerdo a la firma Odebrecht, que es parte del consorcio que construye el proyecto, los equipos que se emplean para las plantas a carbón son de última generación, fabricados e instalados bajo los más altos estándares internacionales, lo que garantiza el suministro de energía por más de 50 años.

Inversión

La construcción de las dos plantas a carbón en Punta Catalina, Baní, implicará una inversión estimada en 1,945 millones de dólares, según declaraciones anteriores del vicepresidente ejecutivo de la CDEEE, Rubén Jiménez Bichara, y ejecutado por un consorcio conformado por las empresas Norberto Odebrecht, S.A., Tecnimont e Ingeniería Estrella.

Unos 7,500 empleos directos generaría el proyecto termoeléctrico en su fase de operación normal y alrededor de otros 20 mil de forma indirecta, por el movimiento económico que produciría en Peravia y la región Sur.

Comentarios

Quizas te pueda interesar