Última Actualización:
Básquetbol

Kobe Bryant se identifica con Lionel Messi

miércoles, 23 diciembre 2015 - Comentarios
Compartir

Escrito por:

Redacción
Redacción

Kobe Bryant es al básquetbol lo que Lionel Messi es al fútbol. Dos máximos exponentes de sus deporte en su momento, al menos así lo entiende el guardia de Los Angeles Lakers cuando se le pregunta por el atacante del Barcelona.

Entrevistado uno a uno por Mauricio Pedroza para SportsCenter de ESPN, en español y de muy buen talante como acostumbra, Bryant no dudó en equipararse con el futbolista argentino a quien conoce.

-¿En qué se parecen Messi y tú?

“Somos iguales (Messi y yo), como pensamos de nuestra obsesión, para él es futbol para mí es el baloncesto. Como personas, como hablamos somos diferentes, él es una persona muy reservada, pero en el amor que sentimos por nuestro deporte somos iguales”.

-¿Y en el talento?

“En el talento también”.

Su castellano es muy bueno, lo practica diariamente ya que su esposa Vanessa es de origen es de origen mexicano y así como sus ojos se prenden para charlar, por su boca fluyen las palabras que sólo se atropellan un poco en algún verbo. Con ese español narra cómo conoció a Leo.

“Te digo, cuando Barcelona mucho tiempo atrás vino a Los Ángeles, Ronaldinho es amigo mío, estaba hablando con Ronaldinho y Ronaldinho me dice ‘Mira Kobe te voy a presentar al jugador que va a ser el mejor jugador de todos los tiempos’, ‘¡Pero tú eres el mejor jugador!’ le dije, y ‘no él va a ser mejor y era Lionel Messi’”, rememora sobre el pequeño rosarini con quien a compartido además de una buena amistad, la grabación de varios comerciales.

Kobe, quien es sabido que juega fútbol y que desde que vivió en Italia es fan del deporte, es un aficionado irredento del Barcelona y no pierde oportunidad para hacerse presente en alguna gira o partido de la escuadra catalana.

Bryant ha anunciado su retiro. La 2015-2016 será su última campaña, la última oportunidad para ver en vivo a este prodigio que inició su carrera en la NBA a los 18 años y ya son 20 temporadas donde cinco anillos de campeón visten sus dedos. A los 37 años de edad puede presumir que es el tercer máximo anotador de la historia de su deporte, con 32 mil 703 puntos hasta el día de hoy, sólo por debajo de los monstruos Kareem Abdul Jabbar y Karl Malone, Por cierto, por arriba de Michael Jordan en esa estadistica.

El que porta el número 8 de los Lakers en la espalda habló sobre su adiós de su gran amor, el básquetbol, al que seguiría pero su cuerpo ya no quiere. Ha cambiado su manera de aproximarse al juego, la forma de enfrentarlo.

“Ahora tengo una calma muy diferente que antes, porque entiendo que este campeonato va a ser mi último, cuando tienes un momento así, es muy importante, para ¿cómo se dice ‘enjoy’? Disfrutar cada momento que pase”. señaló el que fuera MVP de la Liga en 2008.

Pero ¿cómo se sintió en el momento en que decidió retirarse? ¿cómo llegó a esa conclusión?. Kobe se sincera, no es difícil que confiese la intimidad de lo que habita en su cabeza.

“(El momento de decidir el retiro fue) una combinación de todo, un poquito triste un poquito contento, y feliz que yo sé que esta es la justa decisión, lo siento dentro de mí. No importa que estén diciendo algo, no importa si estamos ganando o no, no importa cómo estoy jugando, sólo importa lo que estoy sintiendo dentro de mí, ahora me siento que esto lo que quiero para mi futuro”, agregó el hombre nacido en Filadelfia y que habla también un italiano muy fluido.

Esa decisión de dejar las duelas llegó casi como una epifanía, una revelación en un momento de meditación. Así lo relata Kobe Bean Bryant, tercer hijo de Joe Bryant y Pamela Cox.

“El momento final para mí, pasó cuando estaba haciendo meditación. Usualmente mi mente siempre va a pensar del juego, siempre del juego de basquet, la mente siempre va para allá, pero en este momento no sé qué pasó, estaba pensando en otras cosas no del juego, fue la primera vez que pasó para mí, ahora sé que la pasión que tenia antes no la tengo más, ahora sé que es el último año”, dijo con la misma calma con la que seguramente apareció la decisión.

Pero que se vaya no quiere decir que no vaya a extrañar, y dijo que es eso que más añorará.

“Los momentos con mis compañeros, hablar con ellos, hacer estrategia con ellos, mirar como crecen del inicio de campeonato al fin, esas cosas son las que voy a extrañar”.

Estamos a finales del año y la Navidad hace efecto en Kobe cuando se le pregunta por el momento que ahora recuerda más del juego y de su vida en él. Como buen padre de familia no habla de Jordan, LeBron James y algún gran rival, sino que vienen a su mente su esposa y sus hijas Natalia Diamante (de casi 13 años) y Gianna María-Onor’e (que tiene 9).

“Te voy a decir una historia, mi esposa Vanessa es latina… Compré un regalo para nuestras hijas, era una grande, una casa de Barbie, tú sabes de lo que estoy hablando esas grandes casas, fue el 2009 teníamos la guerra contra los Boston Celtics en Christmas, pero la noche antes yo estaba ahí en el garage mirando todas estas instrucciones para hacer esta casa que era enorme y le dije ‘Vanessa, Vanessa no tengo este talento, yo puedo tirar, pero hacer esto no puedo’. -No, tú eres el padre y esta es una cosa que los padres tienen que hacer.

“A las tres de la mañana, estaba ahí en el garage haciendo esta cosa, el próximo día tenía que jugar y todas las personas que estaban mirando en su televisor no sabían esta historia, soy un padre como todos los padres de este mundo, esta es una historia que no voy a olvidar”.

Y sí, un padre es un padre sin importar cuántos títulos de NBA haya ganado y cuando termine la temporada es lo que seguirá siendo Kobe, un padre de familia. Y atambién una leyenda.

 

Comentarios

Quizas te pueda interesar