Última Actualización:
     
Politica

Secretaria de Asuntos Municipales del PRD intima a Miguel Vargas mediante acto de alguacil

jueves, 24 marzo 2022 - Comentarios
Compartir

Escrito por:

Redacción
Redacción

La secretaria Nacional de Asuntos Municipales del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), Altagracia Tavárez, rechazó que haya renunciado a esa entidad política e intimó, mediante acto de alguacil, al presidente de esa organización, Miguel Vargas Maldonado, a respetar sus funciones y sus derechos democráticos como dirigente nacional, y a que actúe acorde a los intereses de las bases perredeístas.

La intimación la hizo este martes a través del ministerial Ernesto Ramos, quien hizo la entrega del acto documental en la casa nacional del PRD, en la avenida Juan Enrique Jiménez Moya, de la capital, donde fue recibido por la secretaria Ana Feliz.

Altagracia Tavárez afirma que Vargas Maldonado ha irrespetado sus funciones al designar una comisión de dirigentes de su entorno para dirigir los asuntos municipales del partido blanco, a raíz de su oposición a una denuncia depositada ante la Junta Central Electoral (JCE) sobre supuestos actos de compras de alcaldes, directores de distritos y otras autoridades municipales por parte del Gobierno, para que abandonasen dicha organización y pasará a formar parte del gubernamental Partido Revolucionario Moderno (PRM).

Recordó que solicitó a Vargas Maldonado que por desacuerdo con su denuncia, la excluyera de la comisión que entregaría el documento ante la JCE, al rechazar que los renunciantes fueran “mercantilistas y deshonestos”, como los acusara el dirigente perredeísta.

Mediante el acto, Tavárez intima a Vargas Maldonado para que en el improrrogable plazo de un día franco, a partir de su recepción, proceda a desagraviarla y a retractarse de su proceder sobre los maltratos que le ha inferido en su condición de titular de la Secretaría Nacional de Asuntos Municipales, y cese la comisión paralela a la que asignó las funciones que le corresponden, ya que fue creada a título personal y sin la aprobación de ningún organismo.

Tavárez dice en el documento que la verdadera razón de la renuncia de alcaldes, directores de Distritos y otras autoridades municipales no se debe al mercantilismo ni a la influencia de otros partidos o del  Gobierno, sino “a la mala conducción del PRD, a la falta de funcionabilidad institucional y su distanciamiento y aislamiento de las bases del partido”.

Afirma que estos elementos son los que han provocado que la mayoría de la militancia y dirigencia perredeístas no respondan a los llamados personalistas de Vargas Maldonado y hayan deicidio renunciar del PRD.

“Pero acusar a los alcaldes de la República de mercaderes, es una imputación de un costo político muy elevado, máxime cuando usted sabe que su propio partido le está solicitando rendición de cuentas del dinero que suministra el Estado a través de la Junta Central Electoral (JCE)”, le asegura.

La dirigente perredeísta llamó a Miguel Vargas Maldonado a “quitarse las ojerizas y ver más allá de lo que se quiere ver”, escuchando a los demás, ya que su verdad no es absoluta, y a actuar como acostumbró y legó el fenecido líder de esa organización, el doctor Peña Gómez, para convertir al PRD en el partido de la democracia y la esperanza nacional.

“Señor Miguel Vargas, el problema del partido es más profundo que una simple renuncia, es la mala práctica de la democracia interna”, precisa Altagracia Tavárez.

Al llamar al presidente del PRD a la reflexión, le recuerda que es una persona de lealtad probada por más de veinte años a su lado, que le ha acompañado en los buenos y los peores momentos de su conducción del partido.

Le advierte que ha incurrido en violaciones estatutarias, a la Constitución de la República y a la Ley de Partidos, Movimientos y Agrupaciones Políticas, al designar una Comisión de Asuntos Municipales, excluyéndola de la misma, en un aparente golpe de estado de la posición que ostenta.

Le enrostra que “Aunque este comportamiento no es nada nuevo en su accionar, le exijo el cese de esas hostilidades. El hecho de discrepar con sus posiciones no es una declaratoria de guerra contra su persona, es la reclamación de respeto al estado de derecho del partido; por consiguiente la misma no le da derecho a conspirar contra mi”.

Finalmente, la secretaria nacional de Asuntos Municipales perredeísta pidió a Vargas Maldonado que frene el colapso del partido y en un gesto de heroísmo y a la memoria de quien tanto lo prohijó, el doctor José Francisco Peña Gómez, permita una real apertura democrática del PRD, dándole acceso a las nuevas generaciones.

Comentarios

Quizas te pueda interesar