Última Actualización:
Nacionales

Evangélicos rechazan proyecto de salud sexual y reproductiva

lunes, 13 julio 2015 - Comentarios
Compartir

Escrito por:

Redacción
Redacción

El Consejo Dominicano de Unidad Evangélica (Codue), y el Grupo Acción Cristiana RD manifestaron su total rechazo al  proyecto de ley de salud sexual y reproductiva que se piensa reintroducir en el Congreso este martes, por ser inconstitucional y porque pretende convertir  al Estado en el promotor del inicio temprano de las relaciones sexuales por parte de la niñez y la adolescencia e impone la enseñanza de la diversidad sexual y el erotismo en el currículo de la enseñanza.

El presidente del Consejo Dominicano de Unidad Evangélica, Reverendo Fidel Lorenzo Merán, expresó que el proyecto promueve la cultura de la muerte, porque garantiza el aborto en niños niñas y adolescentes y limita la información del mismo a los padres sólo en caso de emergencia. El proyecto fue de la autoría de los diputados Cristian Paredes (MODA) y Hugo Núñez (PRD).

“El proyecto será conocido en el hemiciclo en la sesión del martes 14 julio, cuenta con informes favorables de las Comisiones de Equidad de Género, Salud y Ministerio Público, sin embargo, no fue conocido por la comisión de educación de la cámara de diputados, ni fueron convocadas vistas públicas”, expresó Lorenzo Merán.

Dijo que dicho proyecto de ley es contrario a la Constitución de la República y porque además de promover la legalización del aborto,  también promueve  una educación sexual contraria a los valores cristianos y de la sociedad cristiana en general.

Señaló por ejemplo el artículo10 de dicho proyecto de ley que impone a un currículo de enseñanza de la educación sexual totalmente inaceptable como introducir el placer y el erotismo, la diversidad y los derechos humanos tergiversados vinculados al ejercicio de la sexualidad.

De su parte  José Alberto Ortiz, vocero del Grupo Acción Cristiana dijo que una discusión que culminó en diciembre con la promulgación del Código Penal y que está a la espera de una decisión del Tribunal Constitucional no puede ser retomada, violando los principios de la democracia participativa”.

Criticó que el proyecto recorriera tres comisiones de la Cámara de Diputados y que ninguna de ellas convocara a vistas públicas para escuchar el parecer de la ciudadanía con relación a la pieza.

“Una ley que permite abortar a niñas y adolescentes sin informarle a sus padres debió ser presentada a la ciudadanía para que se expresara”, citó Ortiz. “Asimismo, una ley que elimina la objeción de conciencia de médicos y enfermeras que se nieguen a practicar abortos debió ser sometida a la opinión del pueblo, si es que nuestros representantes entienden que vivimos en una democracia”.

El Grupo Acción Cristiana expresó que la ley sienta las bases para una futura aprobación del matrimonio entre personas LGBT, al crear disposiciones especiales para esta población, además de pretender imponerle a todos los centros educativos del país, tanto públicos como privados, la enseñanza de un currículo de educación sexual dotado de contenidos inapropiados para niños.

“Se pretende exponer a nuestros niños y adolescentes a la enseñanza de una educación sexual cargada de erotismo y desenfreno”, argumentó Ortiz. “Se violenta el derecho fundamental de los padres a supervisar la educación de sus hijos y más en un área tan sensible como la sexualidad humana”.

También criticó el hecho de que el Estado se convierta en proveedor de anti-conceptivos y preservativos para niños y adolescentes.

“La función del Estado no es decirle a la niñez y a la adolescencia que le dé rienda suelta a sus instintos sexuales”, declaró Ortiz. “Es una irresponsabilidad del Estado el promover el frenesí sexual entre la población infantil y juvenil del país”.

El Consejo Dominicano de Unidad Evangelica (CODUE) y el  Grupo Acción Cristiana RD  manifestaron su objeción al proyecto y espera que la mayoría de los diputados, de manera consciente, rechacen la pieza.

Comentarios

Quizas te pueda interesar