Última Actualización:
Nacionales

Ni República Dominicana ni Haití pueden desviar ríos

martes, 4 mayo 2021 - Comentarios
Compartir

Escrito por:

Redacción
Redacción

Un acuerdo entre República Dominicana y Haití firmado desde hace más de 90 años prohíbe que ambas naciones hagan obras que desvíen el curso de alguno de los ríos que corren entre las naciones.

Según los datos históricos para finales de la década de 1920 ya se establecían regulaciones para el uso de los recursos acuíferos compartidos entre República Dominicana y Haití, como es el caso del río Masacre.

Se trata del Tratado de Paz, Amistad Perpetua y Ar­bitraje firmado en 1929, cu­yo artículo número 10 prohíbe las obras que afecten los flujos o el curso de los ríos transfronterizos.

Pese a esto, el gobierno de Haití proyecta construir un canal de riego para suplir de agua a agricultores y personas en sus hogares provenientes del río Masacre, el cual divide a la Provincia Dajabón, en el lado domi­nicano, del Departamento Nordeste, en el lado haitia­no.

“En razón de que ríos y otros cursos de agua nacen en el territorio de un Estado y corren por el territorio del otro o sirven de límites entre los dos Estados, ambas par­tes contratantes se compro­meten a no hacer ni consentir ninguna obra susceptible de mudar la corriente de aquellas o de alterar el pro­ducto de las fuentes de las mismas”, cita el primer pá­rrafo del referido tratado.

En su segundo párrafo este acuerdo, firmado con Haití el 20 de febrero de 1929 por el presidente do­minicano Horacio Vásquez, no prohíbe el consumo del agua de forma equitativa en su propio territorio para la irrigación, la agricultura o la industria.

“Esta disposición no se podrá interpretar en el sen­tido de privar a ninguno de los dos Estados del derecho de usar, de una manera justa y equitativa, dentro de los límites de sus territorios res­pectivos, dichos ríos y otros cursos de agua para el rie­go de las tierras y otros fines agrícolas e industriales”, ex­presa el documento.

Es decir, que si bien los dominicanos y haitianos pueden utilizar equitativamente el agua para el riego o irrigación; lo firmado en el acuerdo prohíbe desviar el curso del río.

La construcción del canal a orillas del río Masacre fue identificada a unos 58 metros de la línea fronteriza, en el lado haitiano.

Comentarios

Quizas te pueda interesar