Última Actualización:
Reportajes

Ni los difuntos descansan en paz camposanto Bayaguana

martes, 30 junio 2015 - Comentarios
La maleza destruye los nichos y tumbas por la ausencia de limpieza y cuidadosCompartir

Escrito por:

Amaurys Florenzán
Amaurys Florenzán

En el cementerio municipal de Bayaguana las autoridades del Ayuntamiento no muestran respeto alguno a los fieles difuntos; en total abandono, arrabalización y falta de sanidad descansan sus restos en el principal camposanto.

Ubicado a la salida del tramo carretero que comunica a la localidad de Bayaguana con el municipio cabecera de Monte Plata, los transeúntes a simple vista pueden notar cómo se desploma la verja perimetral, la cual  describe la terrible situación por la que atraviesa el sacramental.

Desde hace varios años,  el cementerio de esta comunidad se encuentra  descuidado, donde la maleza se ha apoderado del sagrado lugar,  mientras que los pasillos están llenos de basura a diario, sin que un equipo de ornato del cabildo se preocupe limpiarlo  y adecuarlo.

De igual manera, la puerta de acceso al camposanto está en un deterioro total, la cual no ofrece ningún tipo de seguridad  para evitar  el paso a los desaprensivos, quienes han tomado la zona de refugio para realizar diversas fechorías.

También  se pueden palpar algunos recipientes que acumulan agua por las lluvias acaecidas en la zona, lo que provoca la propagación de mosquitos y otros insectos que pueden ser peligrosos para la salud de las personas que visitan las tumbas de sus parientes.

Pago de servicios

Quienes acuden al cementerio de este municipio  tienen que llevar dinero suficiente para poder pagar por la limpieza del área donde reposan los restos de sus familiares, ya que la hierba cubre todo el entorno ante la mirada indiferente de la Acaldía de Bayaguana.

Los nichos y tumbas están copados por la maleza, dando un aspecto de abandono total, que genera temor a quienes visitan el sitio. Los munícipes se quejan de las condiciones de la instalación,  debido a que para adquirir un terreno donde enterrar a sus muertos tienen que pagar caro; pero, resulta nulo  lo que se hace para el mantenimiento y su  adecuación.

Profanan tumbas

Ante la falta de vigilancia los nichos y  panteones son violados constantemente  por malhechores que sustraen objetos de metal y otros para venderlos.

Se pueden observar decenas de tumbas que fueron mancilladas para sustraer cualquier pieza que pueda tener valor económico y así prolifera este acto delictivo que significa profanar las tumbas en  los cementerios.

Eugenio de los Santos, quien se encontraba acondicionando el nicho de su familia, donde asegura todavía no hay ningún pariente sepultado, se quejó por las condiciones paupérrimas en que opera el cementerio.

“El camposanto está tan abandonado que hasta la hierba consume las tumbas.  Aquí solo se pueden ver los nichos para el día 2 de noviembre, ¨Día de los files difuntos¨, cuando la gente viene y,  corta la hierba; pero,  a los 10 días está igual”, criticó, y solicitó no ser fotografiado.

Santos explicó que por pintar un nicho de tres niveles le cobran unos 1,200 pesos, con la pintura incluida, pero aseguró desconocer la cifra total si hay que desyerbar los alrededores.

Como Eugenio de los Santos, cientos de familias sufren esta despreocupación de las autoridades en relación con ese sitio sagrado, donde un día recibirán su última morada, la cual debe ser, al menos  digna, cuidada y respetada por todos y todas.

Comentarios

Quizas te pueda interesar