Última Actualización:
Salud

Alta incidencia fibromas uterinos preocupa a médicos y pacientes

Aseguran se está manifestado con sangrado abúndate durante el período menstrual
lunes, 15 junio 2015 - Comentarios
Compartir

Escrito por:

Doris Pantaleón

La presencia de fibromas o crecimiento de tumores anormales no cancerosos en el útero constituye una de las principales preocupaciones de la mujer en edad reproductiva y pueden llegar a provocar incluso pérdida del útero si no se tratan adecuadamente.

Así lo aseguró el jefe del Centro de Radiología de la Cleveland Clinic Florida, al revelar que de cada 10 mujeres en edad productiva siete presentan o pueden presentar fibromas, siendo éste el padecimiento más común en la mujer durante esa etapa de su vida.

El doctor Rodolfo Blandon destaca que aunque no se sabe con certeza la causa de los fibromas, su presencia se manifiesta regularmente con sangrados abundantes durante su período menstrual, intenso dolor abdominal, pérdida involuntaria de orina, dolor de espalda o en las piernas y hasta infertilidad.

Consideró fundamental que las mujeres estén informadas de las opciones de tratamiento con las que cuentan para eliminar los fibromas, los cuales varían dependiendo de la severidad del caso.

Destacó que existen modernas técnicas para remover los fibromas las cuales se aplican con éxito en el centro asistencial ubicado en la Florida, requiriendo de un período corto de recuperación; tienen mínimos efectos secundarios y evitan la extracción del útero con lo que se preserva la fertilidad de la mujer.

Entre esas opciones de tratamiento, cita que para las mujeres que experimentan síntomas de leves a moderados, pueden reducir la severidad de los mismos con medicamentos. Estos tratamientos pueden incluir pastillas anticonceptivas, tratamientos con hormonas o analgésicos.

Para aquellas que reportan síntomas severos, el doctor Blandon destaca la Embolización del Fibroma Uterino que es un procedimiento mínimamente invasivo que bloquea el suministro de sangre a los fibromas, provocando que se encojan en el término de seis meses.

Este tratamiento, explicó, ha demostrado su efectividad clínica para disminuir la mayoría de los síntomas de los fibromas, incluyendo el dolor, el sangrado excesivo o prolongado y la necesidad de orinar con frecuencia, en más del 80 por ciento de los casos.

Agrega que cuando los síntomas son muy severos a causa de fibromas muy grandes, se recomienda su extirpación, la cual se puede hacer a través de la Miomectomía Laparoscópica Asistida por robot, procedimiento que también está disponible en el centro, que se ha especializado en esta técnica que es mínimamente invasiva.

“La Miomectomía Laparoscópica Asistida es un novedoso enfoque que permite la extirpación selectiva de los fibromas a través de cinco incisiones pequeñas con forma de cerradura”, indica.

Explica que ese tratamiento ofrece una recuperación más rápida que la cirugía tradicionalmente utilizada para extirpar los fibromas y preserva el útero permitiendo futuros embarazos. Los síntomas tales como presión o sangrado abundante pueden eliminarse o reducirse después del procedimiento.

Otra opción de tratamiento, que destaca el especialista, es la Miomectomía Laparoscópica Avanzada que también permite la extracción del fibroma mediante cuatro pequeñas incisiones y sin el uso del equipo robótico, con esta técnica, generalmente los pacientes se marchan a casa el mismo día con una recuperación de dos semanas.

En los casos en los que es necesaria la eliminación del útero, agrega, se dispone de un procedimiento mínimamente invasivo llamado Histerectomía Supracervical Laparoscópica.

“nuestros cirujanos pueden realizar este procedimiento a través de una sola incisión en lugar de las tres o cuatro incisiones que generalmente se hacen. Un laparoscopio actúa como una cámara de video, guiando al cirujano mientras cuidadosamente extirpa el útero (matriz) a través de la apertura”, explicó.

Datos

Los fibromas uterinos son tumores o masas formadas por células musculares u otros tejidos que se desarrollan dentro de la pared del útero (o matriz). Se pueden desarrollar como masas individuales o en grupos. Pueden variar en tamaño, desde pequeños o menos de una pulgada hasta más grandes de ocho o más pulgadas de espesor.

Comentarios

Quizas te pueda interesar