Última Actualización:
Opiniones

De forma y fondo

jueves, 12 noviembre 2020 - Comentarios
Snayder Santana, consultor políticoCompartir

Escrito por:

Snayder Santana, consultor político

Analicemos brevemente estos dos casos que evidencian la falta de estrategias, plan de trabajo y profesionalismo de parte de estos dos legisladores y sus equipos de trabajo.

Caso 1, de forma. Senador Rogelio Genao .

Contexto :
El senador Rogelio Genao por medio de su oficina senatorial regala una greca y una estufa eléctrica a un grupo de enfermeras de un hospital de su provincia.

En primera instancia no debería un hospital necesitar una greca y estufa. Pero bien existía una necesidad y el Senador de buena fé acudió a ayudar, de entrada la acción del senador no es mala, fue un gesto que ningún daño hace.

El problema: El manejo luego de la acción. Una pifia del equipo de comunicación del senador y su oficina, que hicieron un post en redes sociales para pregonar el regalo de la greca.

No todo debe ir a las redes sociales, para esto debe haber filtros de profesionales que determinen la pertinencia de cada acción comunicacional, su posible impacto y las respuestas adecuadas ante una crisis de comunicación que pueda generarse de la acción comunicada.

Caso 2. De fondo . Senador Ricardo de los Santos y el Día Nacional de la Piña.

Contexto :
Senador Ricardo de los Santos somete un proyecto de ley que procura que se declare el 23 de noviembre Día Nacional de la Piña.

El tema con este caso no es un error de comunicación, sino más bien la muestra de la falta de proyectos reales que impacten la vida de los electores, ciudadanos y residentes en el país donde se pretende legislar.

¿Qué impacto puede generar la declaración de un día de piña?

A la hora de promover un proyecto de ley, cualquier legislador y su equipo técnico-jurídico y político, deben tener respuesta a tres preguntas básicas:

¿La viabilidad o factibilidad del proyecto?

¿Cuál es el objetivo que se persigue y/o su impacto en la población?

¿Cuáles dificultades enfrentaría el proyecto, Cómo lo defendemos?

Siempre que se responda de manera objetivas y sincera estás preguntas, se tendrán los insumos necesarios para decidir si es o no prudente presentar el proyecto en cuestión.

Más allá de la sonoridad que pueda dar tal o cuál proyecto. Se supone que la labor legislativa debe ir un poco más allá de los caprichos y aspiraciones personales de quién legisla, toda vez que no se puede olvidar que el legislador está en condición de representación de un segmento de la población.

_Es evidente la necesidad de profundizar en la profesionalización de los equipos que rodean a políticos, funcionarios y legisladores .

Comentarios

Quizas te pueda interesar