Última Actualización:
Básquetbol

Harden y Westbrook tienen dudas sobre el futuro de los Rockets

miércoles, 11 noviembre 2020 - Comentarios
Compartir

Escrito por:

Redacción
Redacción

Mientras los Houston Rockets navegan por una temporada baja de cambios importantes, un nuevo desafío surge para la franquicia: la incertidumbre de los ex MVP James Harden y Russell Westbrook sobre su futuro con el equipo, dijeron fuentes a ESPN.

A raíz de las salidas del entrenador Mike D’Antoni y del gerente general Daryl Morey, tanto Harden como Westbrook han expresado su preocupación por la dirección de la franquicia a través de conversaciones directas o discusiones con sus representantes y la oficina principal de los Rockets, dijeron las fuentes.

El propietario de los Rockets, Tilman Fertitta, el gerente general recientemente ascendido Rafael Stone y el entrenador en jefe recientemente contratado Stephen Silas, han enfatizado que la franquicia sigue comprometida con tener un equipo contendiente mientras tengan a los dos All-Stars en su mejor momento. Sin embargo, las preocupaciones expresadas por Harden y Westbrook de que la ventana de Houston como contendiente podría estar cerrándose, ha dejado a la organización temerosa de que su compromiso de permanecer con los Rockets pueda estar en duda.

Aunque ninguno ha solicitado un intercambio hasta el momento, ese escenario se ha convertido en una posibilidad eventual y plausible.

Harden, de 31 años, ha sido un All-Star en las ocho temporadas desde que llegó a Houston, ganó el premio al Jugador Más Valioso en la temporada 2017-18 y terminó entre los tres primeros en cuatro ocasiones durante los últimos seis años, además de ser el máximo anotador de la NBA en las últimas tres temporadas. Se le deben $131.5 millones durante las tres temporadas restantes de su contrato máximo, incluyendo una opción en favor del jugador de $46.9 millones para 2022-23.

A Westbrook, quien cumplirá 32 años el jueves, se le debe $131.5 millones durante las próximas tres temporadas y tiene una opción de jugador de $46.7 millones en 2022-23. Ganó el Jugador Más Valioso de la temporada 2016-17 e hizo su novena aparición en el Juego de Estrellas la temporada pasada, que terminó con Westbrook jugando luego de recuperarse de una distensión en el cuádriceps derecho durante la primera ronda de los playoffs.

Ambas estrellas fueron consultadas por las autoridades de los Rockets sobre si estaban de acuerdo con la contratación de Silas y la respuesta fue positiva, dijeron las fuentes.

Harden, quien ha declarado públicamente varias veces que espera jugar el resto de su carrera en Houston, también ha expresado una urgencia similar por mejorar las posibilidades de los Rockets de ganar un campeonato. Además, sigue participando en conversaciones con la oficina principal de Houston sobre posibles movimientos de personal para esta temporada baja, dijeron las fuentes.

Los Rockets han perseguido agresivamente títulos durante el mandato de Harden al emparejarlo tres veces con otro All-Star: primero contrató al centro Dwight Howard como agente libre en 2013, luego cambió por Chris Paul en la temporada baja de 2017 y finalmente cambió a Paul y un paquete de selecciones de primera ronda por Westbrook el verano pasado.

Los Rockets avanzaron a las finales de la Conferencia Oeste en 2015 con Howard y en 2018 con Paul, pero esas asociaciones con Harden terminaron poco después en parte debido a la tensión que involucraba las personalidades y filosofía del baloncesto, específicamente con respecto a la preferencia de Harden de depender de los aislamientos con el balón en mano.

Harden presionó para hacer el canje por Westbrook, su amigo de la infancia en Los Ángeles y ex compañero de equipo del Oklahoma City Thunder, un acuerdo que agotó los activos del draft de Houston. Los Rockets le deben al Thunder sus selecciones de primera ronda de 2024 y 2026 (top 4 protegidas), y Oklahoma City tiene derechos de canje de top 10 protegidos con Houston en 2021 y 2025.

Houston tampoco tiene una selección de primera ronda en el draft de este año, ya que la perdieron junto con el centro Clint Capela en el acuerdo de cuatro equipos que trajo a Robert Covington a Houston en la temporada pasada. Houston tiene una flexibilidad limitada para mejorar su plantilla, ya que los Rockets están presionando contra el impuesto al lujo, que Fertitta ha declarado en repetidas ocasiones que está dispuesto a pagar, aunque la franquicia lo ha evitado en las tres temporadas desde que Fertitta compró el equipo.

“Vamos a seguir siendo extraordinariamente agresivos”, dijo Stone el jueves en una conferencia de prensa virtual para presentar a Silas. “Vamos a apostar por ello. Y si lo logramos o no, realmente no lo sé, pero puedo garantizarles que vamos a apostar por ello y tengo muchas ganas de hacerlo”.

D’Antoni, quien tenía un porcentaje de victorias de .682 lo que es un récord de franquicia en cuatro temporadas con los Rockets, optó por no intentar regresar a Houston cuando su contrato expiró luego de la salida del equipo en la segunda ronda de los playoffs. Houston contrató a Silas, un entrenador debutante, aunque con experiencia como asistente de la NBA, después de entrevistar a una amplia gama de candidatos durante el proceso de búsqueda.

Morey, cuyo intercambio en octubre de 2012 por Harden abrió una ventana para que los Rockets fueran contendientes, renunció como gerente general de Houston en octubre, citando el deseo de pasar más tiempo con su familia como la razón para terminar su mandato de 13 años como GM de los Rockets. Menos de dos semanas después, Morey acordó convertirse en presidente de operaciones de baloncesto de los Philadelphia 76ers.

Stone, un empleado antiguo de la oficina central de los Rockets, fue ascendido a gerente general para reemplazar a Morey. En sus primeros comentarios públicos desde su promoción, Stone declaró rotundamente que los Rockets planeaban continuar persiguiendo campeonatos con Harden como pieza central de la franquicia.

“Durante los últimos ocho años, nuestro objetivo ha sido ganar un campeonato porque teníamos a James Harden”, dijo Stone el jueves. “Todavía tenemos a James Harden. Nuestro objetivo sigue siendo ganar un campeonato, y si lo tienes, estás a la mitad del camino. Depende de mí, de Stephen y de todo el equipo averiguar el resto del plan, pero la pieza clave está ahí”.

Comentarios

Quizas te pueda interesar