Última Actualización:
Arte y Variedad

Daddy Yankee lleva ayuda a los damnificados del sur de Puerto Rico

lunes, 13 enero 2020 - Comentarios
Compartir

Escrito por:

Redacción
Redacción

El cantante Daddy Yankee llevó este domingo ayuda a los damnificados por los sismos que desde hace días se registran frente a la costa suroeste de Puerto Rico, que han provocado un muerto y miles de refugiados.

“Solidaridad y seguir trabajando por el país. Sabemos que estamos en unos momentos un poco difíciles, pero no perder la fe y seguir siempre hacia delante”, señaló el cantante puertorriqueño a medios locales en Guayanilla, donde llevó ayuda humanitaria de los refugiados.

“Estoy muy orgulloso de Puerto Rico, porque todos hemos demostrado una calidad increíble, me pongo contento”, dijo Yankee, quien había anunciado que viajaría al sur de la isla con ayuda para reconfortar a sus compatriotas.

El cantante de música urbana, un ídolo en su país, visitó el barrio Magas Abajo de Guayanilla y más tarde el estadio Javier Cedeño Lugo, donde fue recibido por cientos de personas que querían estrechar la mano del artista.

El artista estuvo acompañado por su representante, Raphy Pina, quien destacó el deseo de contribuir en la ayuda al pueblo puertorriqueño.

Yankee se suma así a otros artistas puertorriqueños comprometidos con sus compañeros que tratan de paliar con su apoyo el sufrimiento de la población del suroeste de la isla.

El también puertorriqueño René Pérez “Residente” visitó el sábado el sur de la isla para ayudar a las víctimas de los daños causados por los terremotos que sacuden el territorio caribeño desde el pasado 28 de diciembre.

“Residente” había informado a través de su cuenta en Twitter de que se desplazaría al sur para contribuir a ayudar a los más necesitados, miles de personas que permanecen en las calles ante el temor de que nuevos temblores derrumben sus hogares o los refugios donde permanecen para recibir asistencia.

Puerto Rico continúa sufriendo las consecuencias de una actividad sísmica que no cesa, causa de un aumento de los miles de refugiados que duermen en las calles por temor a nuevos temblores en la isla, con una economía cada día más castigada.

El territorio caribeño sufrió la noche del sábado y madrugada del domingo réplicas del terremoto del pasado martes, de magnitud 6,4, que dejó un muerto y cientos de estructuras dañadas, razón por la que siguen fluyendo hacia los refugios los ciudadanos, muchos cuyas casas se mantienen intactas pero que temen derrumbes por la intensa actividad sísmica.

Comentarios

Quizas te pueda interesar