Última Actualización:
Justicia

Abogado Hoepelman: periodista Marino Zapete será juzgado por difamación

martes, 17 diciembre 2019 - Comentarios
José Martínez Hoepelman, abogado Compartir

Escrito por:

Redacción
Redacción

El abogado José Martínez Hoepelman afirmó que el periodista Marino Zapete será juzgado en los tribunales de la República por difamación contra su defendida, la señora Maybeth Rodríguez Sánchez.

Martínez Hoepelman explicó que a raíz de una declaración emitida por el periodista Marino Zapete en su programa de televisión El Jarabe, el pasado 25 de septiembre, la señora Maybeth Rodríguez se sintió lacerada en su honra y en la consideración de derechos adyacentes a su dignidad como ser humano, por lo que procedió, como corresponde en esos casos, a interponer la demanda ante los tribunales correspondientes.

El abogado dijo que ejerciendo mandatos de la Constitución de la República y el ejercicio de las leyes, presentó una acusación penal privada en la que el Ministerio Público no forma parte, por violación a Ley 61-32 de Expresión y Difusión del Pensamiento, para que allí se discuta si lo que ha expresado el comunicador es cierto.

Expresó que no es verdad como denunciara el comunicador de que la señora Maybeth Rodríguez se haya beneficiado de unos contratos a título personal y que ha recibido pagos por 14 millones de dólares. Dijo que tampoco es cierto que ella siendo funcionaria o empleada pública se registrara como proveedora del Estado ni que obtuviera un contrato por 4 millones de dólares en el año 2013.

En ese sentido, el abogado Martínez Hoepelman explicó que no es cierto como denunciara el periodista Zapete de que la señora Maybeth Rodríguez firmara dichos contratos en el año 2013 con Obras Públicas, al tiempo de aclarar que a los contratos a los que el señor Marino Zapete hace referencia fueron firmados por la señora Massiel Uceta Sánchez, y no por la señora Maybeth Rodríguez Sánchez.

Al ser cuestionado por el periodista Roberto Cavada en el noticiario de televisión Telenoticias sobre el proceso judicial que se lleva por este caso contra el periodista Marino Zapete, el jurista dijo “se trata de un simple proceso por difamación e injuria, donde lo que se va juzgar es si lo que dijo el comunicador el día 25 de septiembre en su programa de televisión se corresponde con la verdad.

Aseguró que la versión de los hechos que ofrece ahora Zapete no se corresponde con lo expresado el pasado 25 de septiembre.

“No es lo mismo decir que una persona en representación de una empresa suscribió unos contratos como expresa ahora, que lo externado el pasado 25 de septiembre en su programa, de que esa persona, en este caso su representada, fue beneficiada con unos contratos en violación a la ley, que era miembro del Estado dominicano y que se registró como proveedora del Estado”, enfatizó.

Detalló que Maybeth Rodríguez Sánchez firmó los contratos como apoderada al igual que 38 personas designadas en la vida de esa sociedad desde el 2012 hasta la fecha.

Precisó que hay 38 poderes de representación, y que de esos poderes la señora Maybeth Rodríguez tiene 2 del año 2017, que fueron revocados en enero del 2018.

Negó que su defendida sea ni haya sido suplidora del Estado, al tiempo de mostrar una certificación emitida por el Ministerio de Hacienda donde se establece que la señora Maybeth Rodríguez no figura inscrita en el registro de proveedores del Estado y que nunca ha sido proveedora del Estado.

Señaló que Zapete en sus pronunciamientos ha dicho que la señora Rodríguez es propietaria de la sociedad ASIMRA, sin embargo, dijo que la documentación societaria registrada en la Cámara de comercio y Producción no establece que tenga la condición ni de socia ni de gerente.

El abogado Martínez Hoepelman declaró que lejos de una persecución contra el periodista Marino Zapete, desde su óptica es un proceso para el ejercicio del periodismo responsable.

“Aquí 38 poderes nunca le llamaron la atención al señor Marino Zapete. No le llamó la atención quién era el propietario de la empresa, siendo el propietario el señor Jonny Cabrera y su hija Scarlet Cabrera. Si hay alguna irregularidad en alguna contratación de este proceso él tiene todo el derecho de hacer esas denuncias y esas denuncias deben investigarse si se hacen de la manera correcta”, refirió.

No obstante, dijo: “Ese derecho de informar no puede transgredir la verdad, no puede ir más allá de la honra y la consideración de las personas”, tras indicar que ese es el límite natural de la libertad de expresión.

Martínez Hoepelman aseguró que si la información se vierte de manera correcta en un ejercicio de periodismo responsable, sin ningún tipo de manipulación o tergiversación con fines de carácter político o cualquier otro fin, no estuvieran en el proceso judicial.

Destacó que en la Constitución de la República inmediatamente se da el derecho a la libertad de expresión, establece que ese derecho debe darse conforme a la verdad y en las formas establecidas en la ley.

Dijo que lamentar que el periodista Marino Zapete haya caído en una tergiversación como esa:“No sé si movido por algún interés particular o si lo han confundido proporcionándole una información incorrecta o incompleta, pero, lamentablemente ha quedado entrampado en haber dado una información que no se corresponde con la verdad”.

Comentarios

Quizas te pueda interesar