Última Actualización:
Salud

Cáncer de cuello uterino: la detección podría ser más simple

miércoles, 13 septiembre 2017 - Comentarios
Compartir

Escrito por:

Lorena Ponce de León

Un panel de expertos en salud de los Estados Unidos está impulsando nuevas recomendaciones para la prueba de VPH como una parte rutinaria de la detección del cáncer de cuello uterino.

El Grupo de Trabajo Independiente de los Servicios Preventivos de los Estados Unidos (USPSTF, por sus siglas en inglés) – que publica directrices sobre cuestiones médicas – propone que las mujeres de 30 años y más elijan entre una prueba de HPV por sí solo cada cinco años, o un Papanicolau cada tres años. La propuesta está abierta a comentarios hasta el 9 de octubre.

Para las mujeres más jóvenes, de 21 a 29 años, la prueba de Papanicolau una vez cada tres años sigue siendo la recomendación, dijo el panel.

Algunos países ya se están optando por hacer de las pruebas de VPH la principal herramienta de detección, incluyendo Holanda y Australia.

El Papanicolau o citología del cuello de útero es un examen cuyo fin es detectar en forma temprana alteraciones del cuello del útero, que pueden llegar a convertirse en cáncer. Actualmente, la Sociedad Americana del Cáncer (ACS) señala que las mujeres entre los 30 y 65 años de edad deben hacerse una prueba de Papanicolaou junto con una prueba del VPH cada 5 años o una prueba de Papanicolaou sola cada 3 años.

Cáncer de cuello uterino
El cáncer de cuello uterino fue una de las causas más comunes de muerte por cáncer en las mujeres en los Estados Unidos. No obstante, durante los últimos 30 años, la tasa de mortalidad del cáncer de cuello uterino ha disminuido más del 50%, según la ACS. La razón principal de este cambio fue el aumento en el uso de la prueba de Papanicolaou.

Ciertas cepas del virus del papiloma humano (HPV) de transmisión sexual pueden causar la gran mayoría de los casos de cáncer de cuello uterino. Este tipo de cáncer tiende a ocurrir en la mediana edad. La mayoría de los casos se detecta en mujeres menores de 50 años y rara vez se desarrolla en mujeres menores de 20 años.

En los Estados Unidos, las mujeres hispanas tienen más probabilidad de padecer cáncer de cuello uterino, seguidas de las mujeres de raza negra, las asiáticas y las isleñas del Pacífico, y las mujeres de raza blanca. Las mujeres indoamericanas y las oriundas de Alaska tienen el menor riesgo de cáncer de cuello uterino en el país.

¿Cuál es la diferencia entre Papanicolaou y prueba del VPH?

Una prueba de Papanicolaou se utiliza para detectar cambios celulares o células anormales en el cuello uterino. Las células se obtienen mediante cepillado o raspado ligero del cuello uterino. Luego se envían a un laboratorio y se examinan al microscopio para ver si las células son normales o si se pueden observar cambios en ellas. La prueba de Papanicolaou es una excelente prueba para encontrar células cancerosas y células que se pudieran convertir en cáncer.

El virus del papiloma humano (VPH) es un virus que puede generar cambios en las células del cuello uterino. La prueba del VPH detecta el virus, no cambios en las células. La prueba puede hacerse a la misma vez en que se lleva a cabo la prueba del Papanicolaou, con la misma escobilla algodonada o con otra adicional.

Co-prueba

“Una de las mayores diferencias entre estas directrices y las directrices anteriores es que las nuevas directrices no recomiendan la co-prueba – prueba de VPH y una prueba de Papanicolau al mismo tiempo – para las mujeres en las edades de 30 a 65”, señaló la doctora Stephanie Blank, una de las observadoras que revisó las pautas.

En lugar de eso, “las nuevas guías están recomendando Papanicolau solo, con pruebas de laboratorio de seguimiento cada tres años, o prueba de VPH solo cada cinco años, pero no ambas cosas juntas”, dijo Blank.

La co-prueba consiste en una combinación de pruebas de Papanicolaou y pruebas de VPH. Si los resultados de ambas pruebas son negativos, las mujeres pueden esperar cinco años para hacerse la prueba nuevamente.

Pero tanto las pruebas de Papanicolaou como las de VPH pueden desencadenar falsas alarmas. Nuevos estudios muestran que la co-prueba conduce a más falsas alarmas que cualquiera de las dos pruebas, sin agregar beneficios.

El grupo de trabajo dejará abierta esta propuesta al público hasta el 9 de octubre, momento en el cual sus recomendaciones serán finalizadas y presentadas a los proveedores de atención médica.

Comentarios

Quizas te pueda interesar

Videos Destacados

  • Policias retirados demandan pagos de sueldos atrasados

  • Inés Bryan denuncia Panam y Cemex usan medidores nucleares

    Inés Bryan denuncia Panam y Cemex usan medidores nucleares