Última Actualización:
Deportes

Estrella sale favorito en Challenger Ecuador

jueves, 31 agosto 2017 - Comentarios
Compartir

Escrito por:

Redacción
Redacción

Víctor Estrella sigue a sus anchas en Quito, la ciudad ubicada a 2,800 metros sobre el nivel del mar, altura que ha ayudado al dominicano a  ser campeón en cuatro ocasiones en diferentes niveles del tenis profesional.

Esta semana, el tenista de 37 años juega el Challenger de la capital ecuatoriana, donde sallió  como primer favorito y ya se instaló en la segunda ronda tanto en dobles como en sencillos.

Hoy   al mediodía, Estrella busca su pase a los cuartos de final de singles cuando enfrente al local Gonzalo Escobar, contra quien el de Santiago tiene una marca histórica de 1-1. En dobles, jugando con el colombiano Carlos Salamanca, estará en acción no antes de las 4:30, buscando las semifinales.

Fue precisamente en ese mismo torneo, en 2014, cuando Escobar sepultó al criollo en segunda ronda en un partido a tres sets. Sin embargo, el de Santiago tomó revancha al año siguiente cuando en la misma cancha en que se proclamó campeón la semana pasada en Santo Domingo, venció al ecuatoriano para darle por primera vez el pase a su país al playoff del Grupo Mundial. A pesar de que Víctor es el jugador a vencer en el Challenger de Quito, su inicio no fue tan contundente como por el papel se podía esperar; tuvo que batallar tres sets para vencer al neozelandés José Statham 6-4, 3-6, 6-3.

Ese inicio dificultoso, lo experimentó este año en el ATP 250 de Quito, perdiendo el primer set y recuperándose para avanzar a la siguiente fase y a la postre ganando el torneo.

Sus títulos
Además de ser campeón en las ediciones de 2015, 2016 y 2017 del Ecuador Open, Estrella levantó el título de campeón del Challenger en 2013, completando la cuarteta de campeonatos en la latitud cero.

Comentarios

Quizas te pueda interesar

Videos Destacados

  • Reinaldo Pared Pérez: no procede juicio político contra presidente Danilo Medina

  • Diputados dice senadores apoyan primarias abiertas por el “sobrecitos”