Última Actualización:
Salud

El tomate ayuda a prevenir el cáncer de piel

Sábado, 15 Julio 2017 - Comentarios
Producción de tomates bajo ambiente controlado en la comunidad de El Pinal, San José de OcoaCompartir

Escrito por:

Inés González

Sin embargo, no hubo diferencias significativas en el número de tumores para los ratones hembra al ser alimentados de la misma forma.

“Este estudio nos mostró que tenemos que considerar el sexo cuando se exploran las diferentes estrategias preventivas”, dijo la autora principal del estudio, Tatiana Oberyszyn.
“Lo que funciona en los hombres no siempre funciona igual de bien en las mujeres y viceversa”, agregó un profesor de patología y miembro del Centro de Cáncer del Estado de Ohio, en EE.UU.

Qué tiene el tomate

La teoría detrás de la relación entre los tomates y el cáncer es que los carotenoides, los compuestos de pigmentación que dan a los tomates su color, pueden proteger la piel contra los daños de luz UV, dijo Jessica Cooperstone, coautora del estudio y científica investigadora del Departamento de Alimentos Ciencia y Tecnología en el Colegio de Ciencias Alimentarias, Agrícolas y Ambientales del Estado de Ohio.

Los ensayos clínicos realizados en personas sugieren que comer tomate con el tiempo puede amortiguar las quemaduras solares, tal vez gracias a los carotenoides de las plantas que se depositan en la piel de los seres humanos, y que pueden ser capaces de proteger contra los daños de luz ultravioleta (UV).

“El licopeno, el carotenoide primario en los tomates, ha demostrado ser el antioxidante más eficaz de estos pigmentos”, dijo Cooperstone.

Cáncer de piel

El cáncer de piel (la mayoría de células basales y de células escamosas) es el tipo de cáncer más común.  Aproximadamente 5.4 millones de casos de cáncer de piel se diagnostican cada año en EE.UU. Y alrededor de 8 de cada 10 casos son de células basales, indica la American Cancer Society.

A pesar de una baja tasa de mortalidad, estos cánceres son costosos, desfigurantes, y sus tasas están aumentando, según el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos.

“Los métodos alternativos para la protección sistémica, posiblemente a través de intervenciones nutricionales para modular el riesgo de enfermedades relacionadas con la piel, podrían proporcionar un beneficio significativo”, dijo Cooperstone.

“Los alimentos no son drogas, pero pueden, a lo largo de toda la vida de consumo, alterar el desarrollo de ciertas enfermedades”, agregó.

El estudio duró 3 años, apareció en la revista Scientific Reports y fue apoyado por los Institutos Nacionales de Salud (NIH) a través del Instituto Nacional del Cáncer.

Comentarios

Quizas te pueda interesar

Videos Destacados

  • Rutas afiliadas a Fenatrano denuncian olas de atracos

  • Policias retirados demandan pagos de sueldos atrasados

  • Inés Bryan denuncia Panam y Cemex usan medidores nucleares

    Inés Bryan denuncia Panam y Cemex usan medidores nucleares