Última Actualización:
Deportes

El Juventus buscará frenar a Messi, Suárez y Neymar

viernes, 5 junio 2015 - Comentarios
Compartir

Escrito por:

Redacción
Redacción

BUENOS AIRES — Juventus tenía todo el engranaje listo para enfrentar al FC Barcelona pero Giorgio Chiellini, Coronel de la defensa, se lesionó en el sóleo de la pierna izquierda (músculo situado debajo del gemelo) y el entrenador Massimiliano Allegri topó con un problema de difícil solución.

Chiellini (14 de agosto de 1984, Pisa, Italia) ya había tenido problemas en esa zona en septiembre del año pasado, lo que le dejó fuera del amistoso con la selección italiana frente a Holanda (victoria azzurra 2-0 en Bari, el 4-9-2014). Ahora, con la temporada a punto de terminar, en medio del último esfuerzo para conseguir el soñado triplete, una resonancia magnética reveló rotura muscular. Así, el central que fuera mordido en el hombro por Luis Suárez en el recordado Italia-Uruguay de la Copa del Mundo 2014, acción que le costó una durísima sanción al delantero charrúa del FC Barcelona, no se reencontrará en el césped con su agresor.

La particularidad de Chiellini es ser el central que Allegri ubica sobre la izquierda. Es decir, iba a ser el encargado de repartirse con el francés Patrice Evra, y con Claudio Marchisio en la transición defensiva, la complicada misión de ponerle un cascabel a Lionel Messi y cortar sus diagonales hacia el área. Borrado su rostro de la foto como sucedía con Michael J. Fox en la saga Volver al Futuro, Allegri se encuentra con el dilema de elegir concienzudamente a su reemplazante.

El técnico nacido en Livorno hace 47 años tiene tres escenarios para rearmar la cobertura defensiva. En el primero el protagonista es Andrea Barzagli (de 34 años, como Evra). Barzagli ha disputado sólo 10 partidos de Serie A este curso. El último, victoria 3-1 el 23 de mayo frente al Napoli, tres días después de ganar la Coppa d’Italia frente a Lazio (2-1). Este jugador fue parte importante del triunfo contra Real Madrid en las semifinales de la Liga de Campeones, y se ha recuperado de unas molestias musculares que no le dejaban actuar al ciento por ciento.

La segunda opción de Allegri continúa siendo mantener a Evra como lateral zurdo y colocar en lugar de Chiellini a Angelo Ogbonna (27), futbolista italiano nacido en Cassino (Frosinone), aunque de ascendencia nigeriana. La cuestión es que Ogbonna sólo ha disputado un partido de la UEFA Champions League, y fue hace mucho tiempo. El 22 de octubre de 2014, en la derrota del equipo juventino frente a Olympiacos de Grecia (1-0) en Atenas. En la actual temporada Ogbonna (1,91m, 86kgs) ha tenido acción en 25 juegos de la Serie A, pero ese antecedente contrasta con su escasísimo roce internacional. En cierto modo se antoja una temeridad que el entrenador opte por él para enjugar la baja de Chiellini.

La tercera y última variante que evalúa el míster es la introducción del volante Simone Padoin (31) como lateral izquierdo y la mudanza de Patrice Evra al centro de la defensa. Si optara por este caso, la lógica de Allegri pasaría a enfocarse en la peligrosidad de Luis Suárez. Por ello, colocar a Evra, con quien Suárez también ha protagonizado duelos enconados en los derbies entre Manchester United y Liverpool, tiene como destino domar al uruguayo y rebajar su nivel de influencia en el juego a fin de que no logre abrir los acostumbrados espacios para las irrupciones de Messi y Neymar en el área.

Como fuere, Juventus se inspirará en el Atlético de Madrid para cerrarle los caminos al arco al FC Barcelona. Ya lo avisó el genial Andrea Pirlo, cerebro de la Vecchia Signora de Turín recientemente. Un esquema en el que Arturo Vidal y Carlos Tevez están llamados a ser fundamentales, pero no en su faceta habitual de jugadores diferenciales, sino como gregarios. Tanto al Apache Tevez como al Rey Arturo ya se les vio más dedicados a colaborar con el trabajo táctico defensivo del equipo en la eliminatoria frente al Real Madrid. El encuentro que ambos protagonizaron en el estadio Santiago Bernabéu fue conmovedor por la forma en que se multiplicaron en el centro del campo para ayudar, oxigenar y descomprimir la presión a la que fue sometido el conjunto bianconero por momentos.

La sensación es que Allegri colocará adelantado a Álvaro Morata, secundado por Pirlo en la mediapunta. Tevez basculando en la zona ancha; y la responsabilidad de mantener el equilibrio en el centro del campo recaerá sobre el trío Vidal-Pogba-Marchisio. El pulso entre Paul Pogba y Sergio Busquets será una de las llaves del encuentro. Marchisio intentará neutralizar a Andrés Iniesta, y Vidal se encarará con un Ivan Rakitic que llega recargado de energías –como él- al glorioso capítulo final de la temporada. Es muy difícil que Juventus despegue a sus laterales en ataque como suele acostumbrar. El suizo Stephane Lichtsteiner (31) va a estar casi atornillado a su zona sobre el flanco derecho de la defensa para intentar no perder de vista a Neymar Junior, junto al Teniente General Leonardo Bonucci (34).

Juventus sabe que atrás pierde en velocidad, calidad técnica, recursos y repentización contra la MSN (Messi-Suárez-Neymar), por eso se va a centrar en extremar los marcajes, cortar el ritmo de juego e incomodar todo lo que pueda al excepcional tridente azulgrana. En el caso de que sea Barzagli el elegido para suplir a Chiellini, hablamos de una retaguardia cuyo promedio de edad será de 33,25 años. La veteranía es un grado, pero el sentido común indica que Juventus no está en disposición de plantear un juego de golpe por golpe. Sí de aguantar, aprender a sufrir desde Gianluigi Buffon hasta el último de sus hombres, y aprovechar el mínimo resquicio que tenga para llevar peligro al arco de Marc-André Ter Stegen.

A priori, el FC Barcelona luce incontenible en tenacidad y reserva física. Juventus ya dio síntomas de estar quedándose sin nafta en el último partido de la Serie A frente a la Hellas Verona. Llega con lo justo, y cierta incertidumbre. Luego, que su ADN sea italiano propone una lógica desconfianza a su rival. Se trata de un equipo que sabe competir, que llega en su momento de mayor madurez al partido más trascendente, y que venderá cara una hipotética derrota en el Olympiastadion de Berlín.

 
Roberto Martinez

Comentarios

Quizas te pueda interesar