Última Actualización:
Nacionales

Conacope ofrece respaldo a pobladores San de la Maguana contra explotación minera

jueves, 1 marzo 2018 - Comentarios
Compartir

Escrito por:

Redacción
Redacción

El Consejo Nacional de Confraternidades de Pastores Evangélicos (Conacope), expresó este jueves su respaldo a los pobladores de San Juan de la Maguana que se oponen a la explotación de la mina de oro en Hondo Valle, ubicada en la Cordillera Central, al norte de la provincia de San Juan.

El presidente de Conacope, reverendo Adolfo Mateo, consideró que esta zona donde nace una parte importante de nuestras principales fuentes acuíferas no puede ser expuesta a su depredación a favor de una empresa extranjera que se propone extraer oro en un franco atentado a nuestros recursos naturales.

“No hay dudas de que la exploración de esta mina de oro únicamente favorecerá a una compañía extranjera en perjuicio no solo de nuestros recursos naturales como son el agua, la agricultura y todo el medio ambiente, sino que viene a empobrecer a los habitantes de esta zona, una gran parte de los cuales vive de las actividades agrícolas”, expresó.

El reverendo Mateo llamó a las confraternidades evangélicas de San Juan y todas las zonas afectadas a que se integren con la prudencia que siempre han observado a los esfuerzos de las demás organizaciones locales que buscan detener esta acción que solo va a generar deforestación, déficit de agua y contaminación, entre otros factores que disminuyen la calidad de vida a que todos estamos llamados a disfrutar.

Destacó que cuando se abusa de los recursos naturales, regularmente se está perjudicando una comunidad en lo inmediato y se está dañando el ecosistema en perjuicio de toda nuestra tierra.

Apuntó que el problema del mal uso de los recursos naturales es también un problema ético: “El principio de la mayordomía abarca más allá de nuestras responsabilidades congregacionales, llega hasta el cuidado de la naturaleza y todo lo creado por Dios”.

Indicó que la defensa del medio ambiente es un asunto ético, porque “el abuso y depredación de los recursos naturales es expresión de injusticia, de egoísmo, de ausencia de sentido solidario y de claro desconocimiento del pleno propósito de Dios para con el ser humano”.

Exhortó a las iglesias evangélicas de las zonas a que no solo continúen orando para que esta explotación de sus recursos sea detenida, sino a que se mantengan alerta y que participen de las actividades cívicas para detenerla

Finalmente, dijo que la explotación minera  constituye un atentado contra los recursos naturales y el medio ambiente de esa zona, que ha sido bendecida por Dios con mucha agua, fertilidad agrícola y gran belleza.

Comentarios

Quizas te pueda interesar